1 sept. 2010

Razas de Noche (Nightbreed)



La filmografía del escritor Clive Barker como director es breve pero muy interesante. Debutó con la ya clásica Hellraiser. Los que traen el infierno (Hellraiser, 1987). Siguió con la película de la que hablamos aquí: Razas de Noche (Nightbreed, 1990) y concluyó con la interesante El señor de las ilusiones (Lord of Illusions, 1995). Las continuas tensiones con los ejecutivos de los estudios y no poder estrenar Razas de Noche y El señor de las ilusiones en los cines de la manera que él las había imaginado provocaron que dejara la silla de director para ejercer como productor ejecutivo y poder tener así cierto control sobre las películas basadas en sus relatos. Es por ello que últimamente se han empezado a estrenar varias películas basadas en relatos suyos en estos últimos años después de décadas de ausencia en las pantallas. Aunque parece que el éxito de sus producciones podría llevarlo de nuevo a la silla del director en Tortured Souls: Animae Damnatae.

Mi primer contacto con la película Razas de Noche fue a través de la extinta Fantastic Magazine, en un número que traía un reportaje sobre la película ya que faltaba poco para su estreno entonces,  creo que en el verano de 1990. Lo recuerdo bien porque mientras lo leía se fue la luz y estuve viendo fotos de los monstruos que aparecían en la película con una linterna, cosa que me impresionó bastante en aquel momento. Al poco de estrenarse, se empezó a editar una colección de cómics cuyos primeros cuatro números adaptaban la película y luego continuaban las aventuras de las Razas de Noche, llegando a enfrentarse con Rawhead Rex (otra creación de Clive Barker). Me satisface decir que todavía conservo en perfecto estado esta colección de cómics que en España editó Forum dentro del también extinto actualmente sello Epic. Lo que no pude fue comprarme el videojuego, pero qué le vamos a hacer.

Una de las cosas que me llamó la atención al leer el cómic es que era bastante diferente de la película en el sentido de que pasaban muchas más cosas que en el film. Más tarde supe que Razas de Noche fue maltratada por Morgan Creek que recortó gran parte de la película. La película se ha ganado con los años una gran base de seguidores que, desde que se descubrió el primer montaje que hizo Barker cercano a las tres horas, claman por que se edite en DVD un montaje del director (yo entre ellos).

Barker adaptó su novela Cabal (que recientemente publicó en España La Factoría de Ideas) de forma mucho más fiel (hasta que los ejecutivos metieron mano, claro) de la que había adaptado la soberbia The Hellbound Heart en Hellraiser (también la podéis encontrar en La Factoría de Ideas). Tal vez sea porque para Barker era una novela más importante emocionalmente, no lo sé. El tema de fondo de Cabal es la homosexualidad, algo de lo que Barker nunca se ha escondido y que posiblemente le haya hecho más difícil triunfar en Estados Unidos, así como los prejuicios y el desafío a la autoridad. Si sois lectores de su trabajo sabréis que en sus novelas el sexo está muy presente en diversas formas y colores. Pero como el  subtexto de Cabal (o uno de ellos, más bien) es la homosexualidad, cómo lo descubre uno y lo acepta y cómo es enfrentarse a los prejuicios de los demás, no está muy presente el elemento sexual de forma explícita. La historia adquiere así un tono de fantasía oscura, que en algunos momentos recuerda al mejor Chris Claremont en su etapa de La Patrulla X, mezclado con el terror y la violencia marca de la casa.

Boone (Craig Sheffer) es un joven al que plagan pesadillas y sueños sobre un lugar llamado Midian. Gracias al amor de su novia Lori (Anne Bobby) Boone ha podido dejar atrás la etapa más conflictiva de su vida y parece recuperar la cordura. Esto es hasta que su psiquiatra Phillip K. Deckard (David Cronenberg, el nombre de su personaje es una referencia al escritor Phillip K. Dick y su novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, más tarde Blade Runner [Ridley Scott, 1982]) le enseña fotos de unos asesinatos que, según el doctor Deckard, él ha cometido. Llevado por la culpa Boone intentará suicidarse pero no tiene éxito. Será entonces cuando iniciará una peregrinación hacia Midian para convertirse en un miembro de las Razas de Noche.

El film como he dicho fue recortado por el estudio que la estrenaba y se puede notar hacia el final, muy acelerado, y en la falta de desarrollo de los personajes. Pero la calidad de la película hace que sea buena a pesar de ello. También ayuda la soberbia banda sonora de Danny Elfman, una de las mejores que ha compuesto. Y otra de las cosas que resaltan es la interpretación del director de cine David Cronenberg como el psicópata enmascarado Phillip K. Deckard. Cronenberg crea un personaje tremendamente perturbador por la manera racional en la que habla cuando se nota que está completamente loco. La película trata el tema de los prejuicios y el odio, ya sea hacia otra raza o a una sexualidad no habitual, convirtiendo a las Razas de Noche en los héroes  y a las fuerzas del orden en un ejército fascista. Hay también elementos religiosos al mismo tiempo que se ataca a la Iglesia Católica, algo también habitual en los trabajos de Clive Barker.

La verdad es que la versión actual está bastante bien, así que las maravillas que se ocultan en el montaje del director podrían elevarla a obra maestra. Entre lo eliminado hay: una exploración más exhaustiva de Midian y sus habitantes, una subtrama sobre Lori, más sangre y la aparición de Suzy Quatro (!). Así que os pido que compréis la actual edición en DVD de importación, porque cuantas más se vendan más posibilidades de que Warner (actual propietaria de los derechos) edite un montaje del director. Para más información sobre esto podéis visitar la página The Official Clive Barker Resource: Revelations y añadir vuestro nombre a la petición para que se edite el montaje del director en DVD al igual que se editó un montaje del director de El señor de las ilusiones (y que hasta podéis comprar en grandes superficies).

2 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

Joder! Qué elegancia! Como la vi y me gustó pensé en comprarme el dvd, pero si me dices que viene con lucecitas... ¡ahora la quiero ya!

Ariadna dijo...

La vi cuando se estrenó en el cine, hace 21 años ya, jolín! Tenía 20 años y acompañé a mi padre a verla porque siempre le han encantado las películas de monstruos, pero me pareció demasiado barroca y disparatada, bueno, es que es un estilo muy de comic, y la verdad es que no soy aficionada a los comics. Cuantos más monstruos tenga una peli, más le gusta a mi padre, jajaja, pero sin embargo ésta tampoco le gustó mucho, creo.

Publicar un comentario