17 sept. 2010

Forbidden World aka Mutant



Érase una vez que el insigne Roger Corman se encontraba paseando por los sets de una de sus producciones de bajo presupuesto, cuando se fijó en un decorado que representaba el interior de una nave espacial. Cuando preguntó que iban a hacer con él, le dijeron que iban a destruirlo. Corman, que odiaba desperdiciar, se apresuró a hablar con el entonces editor Allan Holzman y le dijo que si quería convertirse en director escribiese una secuencia y la filmase en el set que iban a destruir el lunes. Tenía que ser una secuencia que pudiese ser usada luego como el inicio de una película de ciencia ficción que luego pudiese tomar cualquier dirección. Holzman lo consiguió y se ganó su derecho a dirigir una película. Esta secuencia es, claro, la secuencia con la que empieza Forbidden World (1982).

Holzman trabajaba en un guión que fuese, en palabras de Corman, "como Lawrence de Arabia en el espacio". David Lean era uno de los directores favoritos de Holzman, así que empezó a construir una historia que se adecuase a esa premisa. Sin embargo, cuando se la presentó a Corman éste dijo que sería demasiado caro y que le hiciese "una copia de Alien." Finalmente se terminó de escribir el guión (atribuido a Tim Curnen, Jim Wynorski y R.J. Robertson, así que no sé quién fue responsable de qué). La producción se titulaba Mutant (título que conservó en su distribución fuera de Estados Unidos, la razón del cambio fue que la mayoría de la gente no sabía que era un mutante, cosa que cambió en unos meses gracias a La Patrulla X pero ya era tarde para la película) y era una producción de muy bajo presupuesto (que ya es decir hablando de una producción de Roger Corman), aprovechando sets de La Galaxia del Terror , el pasillo de las oficinas de la productora New World de Corman redecorados con envases del McDonald's y cajas de huevos y algunas localizaciones en el desierto cercano.

Después de unos demenciales días, la película se terminó de rodar. Holzman la editó y su entonces pareja Susan Justin compuso una pegadiza banda sonora electrónica para la película. Empezaron los pases de prueba.

En un primer pase la gente gritaba de sustos en ocasiones y se reía carcajadas en otras. "Perfecto" pensó Holzman. El director hacía poco que había visto Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, John Landis, 1981) y le había gustado la combinación de comedia y terror. Así que durante el rodaje fue incorporando muchos elementos de comedia con el apoyo del equipo de rodaje y los actores, que consistían principalmente en la exageración de situaciones absurdas, un robot que no funcionaba demasiado bien o líneas de diálogo hilarantes tras alguna escena sangrienta además de ciertos elementos de sátira. Muy satisfecho por como había reaccionado el público fue a hablar con Corman. Éste estaba furioso. No quería una comedia, quería una película de ciencia-ficción y terror seria. Así que Corman ordenó a Holzman que quitase todos los elementos de comedia, especialmente los que habían obtenido mayores carcajadas. Cosa que Holzman hizo. La película pasó de 82 minutos a 77 minutos. Algunos de los cambios fueron volver a doblar el robot para que se entendiera lo que dice, quitar el Danubio Azul de Strauss usado como contrapunto irónico y eliminar líneas de diálogo que resultasen divertidas.

Pero los intentos de Corman de convertir Forbidden World en una película seria estaban destinados al fracaso. Forbidden World es una película demencial y divertidísima, gracias a las exageraciones que incluyó Holzman. Todo el reparto está bastante divertido. June Chadwick, a la que much@s recordaréis por la serie de culto V, está que se sale como científica devora hombres. Holzman imprime al film de un ritmo acelerado, la película sólo dura 77, y muestra gran habilidad en transmitir mucha información al espectador de forma rápida. Además dota a la película de un gran estilo a la hora de dirigir que hace que destaque por encima de lo que estaba destinado a ser una copia más de Alien. A todo esto se le ha de añadir cantidades ingentes de gore y desnudos gratuitos.

El conjunto es una delicia para cualquier aficionado a la serie B, e imagino que la mayoría debe de haberla visto ya. Si no es vuestro caso, aprovechad para descubrir una auténtica joya. Además, la edición de dos discos en DVD de Shout! Factory incluye el montaje del director titulado Mutant con comentario de Holzman. Eso sí, la cualidad de imagen y audio del montaje del director no es muy buena, básicamente la misma que la de una cinta de vídeo.

0 comentarios:

Publicar un comentario