29 ago. 2011

Eva al desnudo (All About Eve)


Abrochaos los cinturones, ¡va a ser una noche movidita!
Bette Davis en Eva al desnudo

Pocos pósters tan engañosos como el de Eva al desnudo (All About Eve, 1950) de Joseph L. Mankiewicz. El póster parece vender una comedia romántica o un drama, en el cual diferentes parejas cruzan sus destinos. Nada más lejos de la realidad, ya que la historia de la ascensión de la ambiciosa y malvada Eva Harrington (Anne Baxter), a base de elaboradas trampas y puñaladas traperas, poco tiene de romántica y mucho de corrosiva.

Inspirado en el relato de Mary Orr "The Wisdom of Eve", Mankiewicz construyó una absorbente y poderosa película que, si bien se supone está ambientada en el mundo del teatro, retrata el en ocasiones cruel mundo hollywoodiense de la época. Mankiewicz era un apasionado del teatro y siempre deseó haber dirigido y escrito alguna gran obra teatral, pero nunca sucedió, de ahí que a la hora de escribir Eva al desnudo se inspirara en lo que sí conocía: el mundo de Hollywood. También se inspiró en su conflictivo matrimonio, ya que Margo Channing, la diva teatral que tan bien interpretó Bette Davis, se inspiraba en su esposa en aquel momento, la actriz Rose Stradner. Que Bette Davis interpretara Margo haciendo una imitación de Tallulah Bankhead es otra historia de odios y manías aparte.

El innegable paralelismo entre el mundo descrito por Mankiewicz, que repito se ambienta supuestamente en el del teatro, y el universo de Hollywood ha provocado que Eva al desnudo se compare con otra obra maestra de 1950, el clásico de Billy Wilder El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard). Ambas comparten un sardónico y ácido sentido del humor, así como coinciden en algunos temas, pero también se diferencian bastante. La película de Wilder tiene un estilo más cinematográfico y ágil, mientras que Mankiewicz emplea un estilo más estático y observador. Wilder opta por crear una historia cargada de humor negro que podríamos enmarcar dentro del terror gótico, mientras que Mankiewicz es más realista y se queda con el humor corrosivo. Eva al desnudo contiene, además, una temática que va más allá de la sátira del ambiente de Hollywood que la hace bastante actual. Aunque confieso que de las dos, prefiero El crepúsculo de los dioses.

La manera en que la maquiavélica y retorcida Eva conspira para arrebatarle papel, novio y prestigio a la diva en decadencia Margo sigue siendo un argumento válido hoy día, no sólo en Hollywood o en el mundo teatral, también en el mundo laboral donde uno se puede encontrar gente que no se lo piensa dos veces a la hora de traicionar a quien haga falta para conseguir lo que quiere. Por desgracia, es un tipo de persona que no pasará de moda.

La depresión e inseguridad de Margo por el hecho de haber cumplido los cuarenta y que la posibilidad de hacer papeles protagonistas forme parte del pasado, es algo también bastante actual. La obsesión por la juventud es algo que afecta especialmente Hollywood hoy día, donde a partir de los 30 ya se es viejo. Sólo tenéis que ver el documental sobre la realización de Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010), y las veces que se repite "es un personaje más joven, moderno" en referencia a poner Scarlett Johansson como la Viuda Negra, que no tiene nada que ver con el fascinante y atractivo personaje original. En el documental Buscando a Debra Winger (Searching for Debra Winger, 2002) de Rosanna Arquette, uno de los temas que se trata es lo difícil que es que a una actriz le ofrezcan papeles interesantes (no ya protagonistas) a partir de cierta edad, lo que lleva a muchas actrices a caer en el pozo de la cirugía estética para aparentar ser más joven, consiguiendo sólo parecer monstruos.

Pero uno de los temas más actuales que contiene la película es el que hace referencia a la "degradación" de la popularidad. Me refiero, claro, al famoso plano final de la película con la joven Phoebe (Barbara Bates) sosteniendo el premio que acaba de ganar Eva, observando su propia imagen reflejada de manera infinita en diversos espejos. Esta degradación a la que me refiero tiene que ver con el hecho de que mientras Eva por lo menos tiene talento como actriz, Phoebe parece que no, lo único que la atrae es la fama en sí. Lo que nos hace pensar en la sociedad actual en la cual nos encontramos con personajes que son famosos por el simple hecho de ser famosos. No son cantantes, modelos, futbolistas o pertenecen a alguna de las profesiones generadoras de gente popular, son simplemente personas que han salido en televisión por algún reality o son famosas herederas, que carecen de cualquier talento más allá de habérselas arreglado para salir en televisión.

Eva al desnudo significó también una de las primeras películas en las que empezó a destacar una  joven Marilyn Monroe

En este aspecto no está de más mencionar el papel de los medios de comunicación, representados en el film por el crítico Addison DeWitt (George Sanders), capaces de encumbrar o hundir a un personaje cualquiera a base de difamaciones sin muchos escrúpulos.

El hecho de que esto se comentase ya en 1950, nos ha de hacer reflexionar también sobre la costumbre a pensar que "hace años" las cosas no estaban tan mal como ahora. No creo que el pasado sea mejor que el presente, simplemente hay una mayor perspectiva para analizarlo. Igual que no creo que el cine que se haga ahora sea todo bazofia y el de hace unas décadas sea mucho mejor. Siempre se han hecho buenas y malas películas, y siempre se harán. Sólo el paso del tiempo separa a unas de otras.

Dejando de lado lecturas, subtextos y temáticas varias, Eva al desnudo es una obra maestra de principio a fin, gracias especialmente a los soberbios diálogos (en VO) y a las fantásticas interpretaciones del reparto. Normalmente se destaca a Bette Davis, pero lo cierto es que en ese momento de su carrera Davis podía interpretar a un personaje como Margo sin dificultad alguna, igual que el Addison de George Sanders no es muy diferente del lord Henry Wotton que interpretó en El retrato de Dorian Gray (The Picture of Dorian Gray, Albert Lewin, 1945). Creo que la que realmente debería destacarse es Anne Baxter, ya que el papel de Eva es el más complicado de toda la película y Baxter lo encarna a la perfección. En definitiva, un título brillante e indispensable (aunque el tráiler no sea muy bueno, precisamente).

5 comentarios:

Javi dijo...

Estoy contigo, Raül: una obra maestra de principio a fin. Fascinantes todos los personajes, cada uno tiene lo suyo, aunque está claro que los que más trascendencia tienen son Margo y Eva. Un saludo.

Javi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dr. Gonzo dijo...

uno de los muchos grandes clásicos que aún me quedan por ver. Y pensar que mucha gente cree que se trata de un film erótico jaja

Einer dijo...

Estamos de acuerdo en todo. Es un peliculón pero yo también prefiero El crepúsculo de los dioses. Y prefiero también a Anne Baxter que a Bette Davis. El tema de las actrices que se hacen mayores me temo que tiene difícil solución, pero el problema como dices no es que sean mayores, es que siendo jóvenes se las considera mayores. Hoy en día cualquier trabajador con 45 ó 50 años lo tiene bien jodido para encontrar curro así que es un problema general de nuestra sociedad.

Raül Calvo dijo...

Desde luego, comentar es más interesante cuando la gente no está de acuerdo conmigo o cree que me equivoco o es una de esas veces que defiendo pelis indefendibles. Si todos estamos de acuerdo en todo, ¡no hay nada que discutir!

Javi, un saludo para tí también.

Dr. Gonzo, pues te envidio por descubrir esta película y poder verla por primera vez.

Einer, otro saludo. Espero hayas pasado felices vacaciones.

Publicar un comentario