5 ago. 2011

¡Eh, Fotogramas! ¡Recomienda ESTO!


Parece que ya forma parte del pasado, pero, antiguamente, cuando no había Internet y los dinosaurios dominaban la Tierra, existía un gran número de distribuidores independientes capaces de cualquier cosa con tal de sacarle los cuartos al espectador incauto. Una de las tácticas más eficaces consistía en cambiar los títulos de las películas varias veces para, de esta forma, estrenar una película vieja como si fuera nueva o aprovechar el éxito de otra película.

Así, en Estados Unidos, La marca del Hombre-lobo (Enrique López Eguiluz, 1968) se estrenó con el título Frankenstein's Bloody Terror, a pesar de que no había ningún Frankenstein en la película. Otro caso americano a destacar sería, por absurdo, La noche del terror ciego (Amando de Ossorio, 1971) que primero fue estrenada como Revenge of the Planet Ape -la venganza del planeta simio- para aprovechar el éxito de la saga simia de la 20th Century Fox y más tarde como Tombs of the Blind Dead -las tumbas de los muertos ciegos-.

En España tampoco nos quedamos mancos al respecto. El caso más llamativo, por lo extraño, sería el de la serie de televisión Salem's Lot (1979). Ésta se trata de una miniserie que adaptaba la popular novela de Stephen King de vampiros y estaba dirigida por Tobe Hooper. La serie fue tan exitosa y el resultado de tanta calidad, que se estrenó una versión condensada en cines. En nuestro país, esta versión cinematográfica se estrenó con el título de Phantasma II. O sea, tenemos una serie dirigida por un director de renombre por su primera y terrorífica película, basada en una novela de un autor de best-sellers que ya había sido previamente llevado al cine con gran éxito, y se decide que la mejor manera de promocionarla es como si fuera una falsa secuela de una película de terror, Phantasma (Phantasm, Don Coscarelli, 1979) que es soberbia y genial, pero ni de lejos tan conocida como los nombres tras la miniserie. Aún hoy día, cuando se editó la miniserie íntegra en DVD, se encuentra con el título Phantasma II en lugar del original Salem's Lot (de la cual también se ha editado un remake).

Los italianos se hicieron expertos, durante los 80, en la realización de falsas secuelas. Uno de los casos más famosos es el de Zombi 2 (1979) de Lucio Fulci. Conocida en España como Nueva York bajo el terror de los zombis, esta falsa secuela se estrenó a raíz del clásico de George A. Romero Dawn of the Dead (1978) y el gran éxito que tuvo en Europa con el título Zombi en su versión editada por Dario Argento, productor de la película. Esta jugada causó cierta tensión entre Fulci y Argento, éste intentando impedir que se utilizara ese título. Con el tiempo, ambos maestros se reconciliaron.

Hoy me gustaría hablaros de otra de estas falsas secuelas: Alien 2: sobre la Tierra (Alien 2 - Sulla terra, 1980), escrita y dirigida por Ciro Ippolito alias Sam Cromwell. La película, también conocida como Alien 2: On Earth y Alien Terror, intenta aprovechar el éxito del clásico de Ridley Scott de manera bastante desvergonzada. Pero también se ha de tener en cuenta que Alien (1979) copia o toma prestado todos los elementos que aparecen en ella, desde el argumento hasta momentos como el extraterrestre que se cría dentro del humano, de cientos de películas de ciencia ficción y terror. De El terror del más allá (It! The Terror from Beyond Space, Edward L. Cahn, 1958) a Terror en el espacio (Terrore nello spazio, Mario Bava, 1965) -ésta mostrada a Ridley Scott por el productor Gordon Carroll-, Alien extrae lo mejor de décadas de ciencia ficción. Lo único realmente original en Alien son los diseños de H. R. Giger y la dirección de Scott.

De este modo, en Alien 2 - Sulla terra, aparte del título, no encontramos nada que se pueda relacionar con el clásico de Scott, o por lo menos nada que no apareciese también en cientos de películas anteriores.

Un grupo de amigos espeleólogos, encabezados por Thelma (Belinda Mayne) y Roy (Mark Bodin), se adentran a explorar unas cuevas. Al mismo tiempo, una misión de la NASA ha provocado la caída de unos extraños meteoritos por todo el planeta. Meteoritos que parecen albergar unas hostiles criaturas. Ajenos a ello, el grupo de espeleólogos -uno de ellos nada menos que el futuro e interesante director Michele Soavi- continua su expedición sin saber que la muerte los acecha.

Pura serie B, increíblemente sangrienta e implacable, Alien 2 me resultó muy entretenida y divertida de principio a fin. Entiendo que mucha gente no esté de acuerdo conmigo y rechace de plano que una película de estas características tenga ninguna cualidad redentora. Bueno, yo no os diré que es una buena película o que vayáis a comprarla y verla (aunque yo sí me la he comprado, en Blu-ray además), pero sí que os diré que tiene varios bizarros y exagerados detalles que hicieron que verla fuera una grata y disfrutable experiencia. Así a lo mejor os pica la curiosidad.

Uno de los detalles que más gracia me hizo lo encontramos al principio de la película. A Thelma la están entrevistando en un programa de televisión cuando empieza a encontrarse mal y se interrumpe el programa. Cuando el entrevistador pregunta qué le pasa, Roy responde: "Thelma es también psíquica y le afectan dramas y sucesos aunque tengan lugar a kilómetros de distancia". ¡El entrevistador acepta esa respuesta como si fuera lo más normal del mundo! Ni siquiera se cuestiona la veracidad de la afirmación ni se extraña sino que se lo toma como algo perfectamente comprensible y natural. Es como si le hubiera dicho "está constipada".

Pero es cierto que a partir de entonces Thelma tiene continuos presentimientos y la sensación de que algo terrible va a pasar. Estos poderes mentales justifican su aparición más adelante en una escena antológica, explosión de cabeza incluida. En este primer tramo de la película tiene lugar una de las escenas más perturbadoras que tendremos el placer de sufrir: una madre preocupada empieza a buscar a su hija por la playa, una niña a la cual hemos visto antes investigando una de las misteriosas piedras espaciales. Cuando la madre por fin la encuentra, sentada de espaldas a ella, y le acaricia la cabeza para que se gire podemos ver que la cara de la niña ha desaparecido, convertida en una sanguinolenta masa de carne.

No encontraréis nada parecido en ninguna producción hollywoodiense, os lo aseguro.

Aparte de las escenas ultragore (el Blu-ray incluía una versión muy sin censurar) tiene otros toques que la hicieron merecedora de mis simpatías: una sentida escena dramática protagonizada por Mayne y Bodin con ella en top-less, el personaje de Soavi al cual le gusta escribir a máquina a la luz de dos velas mientras hace espeleología o la uterina ambientación en las cuevas. Otro acierto, originado seguramente por su bajo presupuesto, es que nunca vemos a la criatura, sólo algún fragmento o tentáculo, con lo cual resulta bastante efectiva y amenazante su presencia.

Archivadlo como "placer culpable" si queréis, el hecho es que me gustó tremendamente esta cafre y torpona película. Obviamente no se la aconsejo a todo el mundo, pero los aficionados a la exploitation y la serie B es posible que disfruten de este ejemplo fantástico de Euro-Trash.

Atentos al fantástico tráiler, con una voz muy seria diciendo: "Esto no es un anuncio publicitario. Repito, esto no es un anuncio publicitario. Los productores y distribuidores de esta película aconsejan que nadie, repito, nadie que se asuste con facilidad vea esta película."

Título del post: Futurama, temp. 4 ep. 3.

6 comentarios:

HateLove dijo...

Voy a verla de cabeza!!!

Y después hare como Fotogramas y lo comentare en mi blog….

Saludos crack!!

Raül Calvo dijo...

Me alegro que alguien más la disfrute. Eso sí, asegúrate que sea una versión uncut.

@ngel dijo...

La pude ver el año pasado en el festival de Sitges en el llamado "Brigadoon" ,una sala con acceso gratuito donde se pueden ver este tipo de películas e incluso producciones de gente que empieza y que se promociona tipo fanzine gráfico ,saludos! ,pensaba que ni siquiera se había comercializado en dvd...

Raül Calvo dijo...

Se puede encontrar en Blu-ray de importación. Desde que salió editada en vídeo hace 30 años, estaba algo desaparecida. A no ser que tuvieras la suerte de tropezar con ella en alguna estantería polvorienta, esta película era casi imposible de ver.

Dr. Gonzo dijo...

Anda que no hay películas de este tipo jaja pero tenían su encanto, como esa segunda parte no oficial de Terminator, Django y tantas otras. Incluso hay por ahí otra secuela no oficial de Alien, me parece.

Raül Calvo dijo...

Efectivamente, DR. Gonzo: el Terminator II de Bruno Mattei también fue distribuida como Aliens 2!

Publicar un comentario