31 ago. 2011

La mansión (The Nesting)


La mansión (The Nesting, Armand Weston, 1981) era una de esas películas que normalmente te encontrabas en las estanterías del videoclub preguntándote cuándo se habían estrenado y por qué no te enteraste. Aunque lo cierto es que descubrí esta película por la reciente edición en Blu-ray que ha hecho la compañía Blue Underground.

The Nesting me sorprendió por su tono y la manera en que afronta la historia que cuenta, ya que fue estrenada originalmente en la década de los slashers y los adolescentes idiotas masacrados. Sin embargo, el guion de Armand Weston y Daria Price opta por un acercamiento más psicológico al material (aunque se derrama algo de sangre). El film nos cuenta la historia de la escritora Lauren Cochran (Robin Groves), agorafóbica y con algunos problemas de frigidez, que un día descubre que la casa sobre la que gira el argumento de su última novela existe realmente. Lógicamente, decide alquilarla para escribir su próxima novela. Y, cómo es de esperar, extraños sucesos y muertes empiezan a tener lugar.


Antes que nada hay que mencionar que si bien el argumento parece el típico de casa encantada, la manera en que se representa se acerca más al estilo de El resplandor (The Shining, Stanley Kubrick, 1980) o El más allá (E tu vivrai nel terrore - L'aldilà, Lucio Fulci, 1981), no es que se parezca o esté a la altura de estas dos películas, que al de otras películas de casas encantadas como La leyenda de la mansión del infierno (The Legend of Hell House, John Hough, 1973) o Poltergeist (Tobe Hooper, 1982) que se dedican a mostrar fenómenos extraños protagonizados por la casa en cuestión. En The Nesting se juega con la cordura de su protagonista, acosándola con pesadillas y alucinaciones.

Mientras que las presencias sólo parecen ser vistas por la sufrida Lauren, las muertes que salpican la trama son bastante reales y animan el desarrollo de la película. El film contiene también sus dosis de misterio y suspense, mientras la protagonista investiga qué sucedió en la casa hace décadas. Ya os adelanto que nada bueno.


La mansión está bien construida y resulta bastante entretenida. Tiene sus momentos de locura compensados con el desarrollo de los personajes, dando como producto final una sólida película de terror. Aunque las interpretaciones no destacan especialmente, no estropean la fluidez de la narrativa. Lo que sí me ha sorprendido descubrir es que los trabajos anteriores y posteriores del director están dentro del cine porno. Teniendo en cuenta la profesionalidad y habilidad que demuestra rodando las escenas de suspense y terror, creo que podría haber optado por tener una carrera más fructífera en el cine mainstream.

En definitiva, una curiosidad interesante para los aficionados al género.

3 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

recuerdo haber visto esta película de pequeño, así que imagina lo que me acuerdo de ella. Después de ver el trailer y leer tu entrada me han dado ganas de volver a verla, porque ya ni recordaba su existencia.

Raül Calvo dijo...

Si luego te parece un truñaco, yo no me hago responsable, que conste! Yo lo pongo ahí pa que sepáis que está.

Dr. Gonzo dijo...

No te preocupes, las películas que me gustaron en el pasado no suelen dejar de gustarme en posteriores revisionados. A mucha gente le pasa, pero a mí rara vez.

Publicar un comentario