15 oct. 2013

Alaric de Marnac


Cuando empecé a leer Alaric de Marnac de Paul Naschy, editada por Scifiworld, pensé que sería una simple novelización de El espanto surge de la tumba (Carlos Aured, 1973) pero me llevé una agradable sorpresa al comprobar que va mucho más allá.

Lo cierto es que no habría tenido problemas en que fuera solo una novelización, ya que me gustó bastante la versión en cómic que Naschy escribió de El retorno del hombre lobo (Paul Naschy, 1981), dibujada por Javier Trujillo (que también es el autor de las ilustraciones que acompañan la novela). Pero lo que Naschy hizo fue combinar los guiones que escribió para El espanto surge de la tumba y El mariscal del infierno (León Klimovsky, 1974) y crear así una épica terrorífica (en escala, no es una novela muy larga).

La historia se inicia en la Francia del siglo XV, aquí sustituye Naschy el Gilles de Lancre de El mariscal del infierno por el Alaric de Marnac de El espanto surge de la tumba (algo natural ya que ambos eran versiones naschynianas de Gilles de Rais), para concluir en el siglo XXI. A lo largo de la lectura seremos horrorizados (y satisfechos) testimonios de los desmanes de Alaric de Marnac.

Ha sido un gusto leer esta novela porque nos encontramos con un Naschy que no estaba constreñido por bajos presupuestos, de modo que pudo dar rienda suelta a su imaginación. Nos encontraremos también la mezcla de gótico, erotismo, romanticismo y sangre a raudales que caracterizaban sus películas más memorables.

Si os gustan las coproducciones europeas de terror que se hicieron en los 70, este es un perfecto equivalente literario. Recomendado a fans de Naschy y del terror.

0 comentarios:

Publicar un comentario