11 nov. 2013

School Killer


El éxito de Scream: Vigila quién llama (Scream, Wes Craven, 1996) trajo consigo una segunda oleada de slashers, muy diferentes de las cintas del género ochenteras. Los slashers que se empiezan a producir a finales de los 90 hasta entrados los primeros años del nuevo siglo compartían todos unos rasgos parecidos: políticamente correctos, apenas sangre, nada de sexo (al mismo tiempo que aumentaban el tamaño de los pechos de las actrices mediante photoshop en los pósters de las películas), se consideraban a si mismos posmodernos y muy inteligentes en su uso de las referencias (repito: ellos lo consideraban). A esta época pertenecen títulos de memorable mediocridad como Sé lo que hicisteis el último verano (I Know What You Did Last Summer, Jim Gillespie, 1997) y Un San Valentín de muerte (Valentine, Jamie Blanks, 2001).

España también decidió apuntarse a esta moda con filmes como El arte de morir (Álvaro Fernández Armero, 2000) y Tuno negro (Pedro L. Barbero y Vicente J. Martín, 2001). Películas que estaban a la misma altura que sus contrapartidas americanas: también eran muy malas.

A esta época pertenece School Killer (Carlos Gil, 2001), un film que no es que sea muy bueno precisamente, pero cuenta con la ventaja de tener entre sus intérpretes al legendario Paul Naschy.

El argumento es bastante sencillo: seis "adolescentes" deciden pasar la noche en un colegio mayor abandonado desde hace décadas después de que tuviera lugar una masacre en el recinto. De forma inmediata empiezan a suceder extraños fenómenos y pronto los excursionistas "adolescentes" empezarán a morir uno a uno.

No nos vamos a andar con rodeos: School Killer es una mala película. Pero al contrario de lo que sucede con películas infumables como las anteriormente mencionadas Tuno negro o Un San Valentín de muerte, School Killer posee ciertas cualidades que la redimen y hacen que resulte divertida de ver. También he de admitir que si la he visto más de una vez es porque todavía conservo la copia que hice cuando la emitieron por televisión (en La 2), ya que nunca sentí la necesidad de comprarla en DVD. Y, honestamente, hoy escribo sobre ella porque es de las primeras que vi cuando rebuscaba entre mis cintas de vídeo alguna peli para comentar y no recordaba nada sobre ella.

Pero, curiosamente, verla en vídeo es la manera ideal de verla porque esta película tiene un fuerte regusto a pelicutre ochentera, a esas imitaciones italianas de slashers americanos como Camping del terror (Camping del terrore aka Bodycount aka Criatura diabólica, Ruggero Deodato, 1986) que uno se podía encontrar en la estantería más polvorienta del videoclub. Un regusto que se potenciado por la sangre y algún desnudo ocasional, así como unos personajes tremendamente idiotas que se quedan en el colegio abandonado incluso mientras mueren en lugar de irse corriendo "porque el pueblo está muy lejos a pie".

Un aspecto cutre que imagino no era intencionado porque durante los primeros minutos del film los seis "adolescentes" se dedican a insertar de la forma más artificial posible títulos de películas americanas de terror (incluida la entonces reciente Scream 3 [Wes Craven, 2000]), y también se utilizan aparatos electrónicos muy modernos para la época. Además, el director se esforzó en darle un toque moderno, como recordar continuamente al espectador mediante flashes cosas e imágenes que acaban de aparecer en pantalla, como si estuviera haciendo la película pensando que los espectadores serían demasiado estúpidos para recordar algo que acaban de ver, afectando en muchas ocasiones al ritmo de la película y rompiendo cualquier atmósfera que hubiera conseguido crear.

A pesar de ello, debido al look, la fotografía y las interpretaciones, tenía la sensación de estar viendo una película que parecía rodada veinte años antes de cuando se estrenó originalmente. A lo cual también contribuía un Naschy en plena forma, cuyas escenas tienen ese toque de slasher ochentero antes mencionado.

Lo cierto es que el planteamiento y la manera de estructurar la historia era bastante original para este tipo de película, pero la torpe ejecución destruye cualquier acierto que pudiera tener el guion, igual que los pésimos/risibles diálogos. Sin embargo, es también la torpe ejecución lo que hace que sea un film, para mí, divertido de ver. Algo a lo que contribuyen las interpretaciones, algunas de las cuales resultan involuntariamente divertidas como la de Kwenya Carreira, que interpreta a Larry, un "adolescente" de visita desde Estados Unidos cuyo acento americano viene y va continuamente.

Tenéis muchas películas de terror buenas donde escoger, ya sean españolas o americanas, pero si os apetece ver una cutrada para echaros unas risas, School Killer puede proporcionaros un buen rato de cachondeo. Hasta el tráiler parece involuntariamente antiguo para la época.


6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

un colega mío me la intentó poner una vez, pero no conseguí pasar de los 20 minutos, así que no puedo opinar demasiado jaja Lo que es cierto es que tengo la sensación (y tras leer la entrada veo que estoy en lo cierto) de que no me pierdo nada importante.

Raül Calvo dijo...

A los 20 minutos también estuve a punto de dejarla de ver, pero luego "mejora". Dale una segunda oportunidad, hombre, que todos nos la merecemos. A no ser que tengas algo mejor que hacer, como mirar la pared.

El Increíble Hombre Estufa dijo...

Ayer mismo te hice caso, me acerqué a un videoclub que están cerrando y me hice con ella (eso sí en DVD, aunque pregunté por la cinta)
Total, la vimos entre unos amigos sabiendo lo que íbamos a encontrar... ¡y al final nos sorprendió! Está bastante bien hilada y con un guión original (para lo que es, vamos) Menudas risas nos echamos con los actores y sus diálogos, y menudo miedo que pasaron algunas con Paul Naschy! Algo que me congratuló bastante al volverle a ver... :)

Ahora la guardo un pequeño rincón en mi corazoncito freak .

Raül Calvo dijo...

Fantástico, la visteis como hay que verla: en grupo con ganas de pasarlo bien. Siempre me alegro de descubrirle nuevas pelis a la gente. Incluso si son School Killer! :D

Anónimo dijo...

Si se fijaron sale la actriz española Manuela Velasco la que protagonizo rec 2007 y próximamente rec Apocalipsis 2014

Raül Calvo dijo...

Sí, es cierto, creo que era de sus primeros papeles.

Publicar un comentario