27 feb. 2014

El aprendiz de Satanás (Satan's Little Helper)


Si os apetece una película que mezcle terror y comedia, con abundantes dosis de mala leche y suspense, nada mejor que la película que os traigo hoy: El aprendiz de Satanás (Satan`s Little Helper, Jeff Lieberman, 2004).

Es Halloween y el pequeño Douglas (Alexander Brickel) ha decidido ir disfrazado del protagonista de su videojuego favorito: el Ayudante de Satanás. Tras pelearse con su hermana Jenna (Katheryn Winnick), Douglas se cruza con un peligroso y silencioso psicópata enmascarado (Joshua Annex) que confunde con el Satanás de su videojuego. Douglas se ofrecerá a ayudar a "Satanás", provocando que el misterioso psicópata pueda llevar a cabo una monumental orgía sangrienta.

Es una lástima que el imaginativo guion de Lieberman se vea en ocasiones limitado por el bajo presupuesto, pero es ese mismo bajo presupuesto el que permite a Lieberman crear escenas que mezclan la comedia y el terror de una manera salvaje y efectiva. Por ejemplo, uno de los momentos más celebrados del film es cuando Douglas y Satanás se van de compras: con su carrito se dedican a atropellar y atacar a todo aquel que se les pone por delante: viejecitas, mujeres embarazadas, niños...

Además de estos toques de humor negro, en el film abundan los momentos de suspense, especialmente en su frenética media hora final. Lieberman ambienta la historia en una isla, de modo que se hace creíble la manera en que el psicópata elimina a toda la policía del lugar. De este modo se crea una situación de caos y anarquía en la cual el psicópata se puede mover con toda libertad. Es como La noche de las bestias (The Purge, James DeMonaco, 2013) pero bien hecho.

El film, como veis, mezcla comedia y terror. Sin embargo, la comedia se concentra más en la primera parte de la película y, aunque no la abandona, progresivamente va cediendo espacio al terror. Con este equilibrio se acaba logrando un film muy entretenido y que aprovecha al máximo las distintas posibilidades que tiene su premisa argumental.

Lieberman se emplea a fondo a la hora de crear un film que resulte entretenido a diversos niveles y lo logra. Es habitual encontrarse con premisas interesantes pero es normal encontrarse luego que su ejecución es algo decepcionante. En este film pasa justo lo contrario, va más allá de lo que en un principio esperaba. Muy recomendable.

El único tráiler del film que he encontrado es este pésimo tráiler castellano. No es pésimo por el doblaje sino por la voz narradora que vende muy mal la película y realmente no da una idea de cómo es realmente el film.


0 comentarios:

Publicar un comentario