24 feb. 2014

Pontypool


Muchas veces, en el cine de terror todo se reduce a ejecución y perspectiva. Es decir, ofrecer una historia ya familiar para el espectador desde una perspectiva diferente o mediante una ejecución sorprendente. La producción canadiense Pontypool (Bruce McDonald, 2008) hace exactamente eso: nos ofrece una historia conocida pero como si fuera nueva.

Descubrí esta película cuando vi el tráiler, incluido en la edición americana en Blu-ray de Zombis nazis (Død Snø, Tommy Wirkola, 2009). En un primer momento pensé que era otra película de zombis, pero luego descubrí que no, no es una película de zombis sino que pertenece más bien al género de "infectados dementes". Los antecedentes de esta película son títulos como la también canadiense y clásica Rabia (Rabid, David Cronenberg, 1977) o Los Crazies (The Crazies, George A. Romero, 1973).

La película se centra en tres personajes: Grant Mazzy (Stephen McHattie), Sydney Briar (Lisa Houle) y Laurel-Ann Drummond (Georgina Reilly). Los tres trabajan en la emisora de radio de Pontypool, un pequeño pueblo canadiense. Grant es un locutor recién llegado de la gran ciudad, Sydney es la productora del programa y Laurel-Ann la técnica. Los tres inician la emisión como de costumbre, pero pronto descubren que está sucediendo algo extraño y terrible en el normalmente tranquilo pueblo.

La película transcurre por entero en la emisora de radio, lo cual puede ser decisivo en que os guste u os aburra. Personalmente me gustó porque para mí transmite muy bien las sensaciones de paranoia y claustrofobia que sufren los protagonistas, así como la forma en que el suspense va aumentando a medida que los hechos se van desarrollando.

En ese sentido, como película que crea una efectiva sensación de suspense, para mí funciona a las mil maravillas. Pero además el film trata temas muy interesantes, que no consisten en los típicos temas que uno ha visto ya mil veces en este tipo de películas, a través de la curiosa forma en la que se transmite el virus que afecta a los ciudadanos de Pontypool. Un tema que dejo intencionadamente vago pero que a los lectores de ciencia ficción cyberpunk les resultará familiar ya que aparece en Snow Crash de Neal Stephenson, editada en España por Gigamesh.

Pontypool es un film que convierte sus carencias en virtudes. Con muy poco logra crear una gran historia, manteniendo al espectador enganchado a la pantalla. Un modesto pero absorbente film de terror.


2 comentarios:

Jorge Guzman dijo...

Estoy de acuerdo. Es una película que te engancha o te aburre enormemente. A mi me atrapo y me tenia al filo del asiento. Las transmisiones del tipo del clima así como las internacionales me ayudaron a estar mas en la película, aunque hay cosas que sentí forzadas en general me gusto mucho esta película.

Raül Calvo dijo...

Pues espero que haya mucha más gente a la que enganche esta película porque el director y guionista pensaban hacer una trilogía de la cual esta sería la primera entrega.

Publicar un comentario