18 feb. 2014

Remote Control

Jeff Lieberman rodó en 1987 la entretenida y recomendable Remote Control. Mezcla de ciencia ficción y comedia, la película es un homenaje al cine de ciencia ficción de los 50 y una sátira de los años 80.

El argumento no tiene desperdicio: Remote Control es una oscura película de los años 50 que acaba de aparecer en vídeo, provocando entusiastas reacciones: todo aquel que la ve es presa de una furia homicida que lo induce a matar a todos aquellos que tenga cerca. Cosmo (Kevin Dillon) y Georgie (Christopher Wynne) trabajan en un videoclub y son los primeros en darse cuenta de que hay algo extraño relacionado con Remote Control. Cuando sean injustamente acusados de un asesinato llevado a cabo por un "remoteado", harán lo imposible para averiguar que se esconde tras la película asesina. La guapa Belinda (Deborah Goodrich) se les unirá en la huida.

La explosión del vídeo doméstico en los 80 inspiró a Lieberman la historia. Los primeros aparatos de vídeo doméstico se empezaron a desarrollar durante los años 60, pero no se empezaron realmente a comercializar hasta mediados de los 70. Sin embargo, es en los 80 cuando realmente se produce una gran explosión "videográfica". Este fenómeno, mezclado con los excesos propios de la cultura ochentera, es satirizado en el film. Lieberman crea unos 80 excesivos y muy coloristas, creando paralelos con la película-dentro-de-la-película, de modo que se crea un juego de muñecas rusas: como si Remote Control fuera, en realidad, otra película-dentro-de-una-película que está siendo vista desde un ignoto futuro. Lo cual está sugerido también por el letrero que aparece al principio de la película situando el film en "la Tierra, 1987" (año en que se rodó la película).

Lo que resulta curioso es que, aunque, deliberadamente, Lieberman representó unos años 80 exagerados para satirizarlos, vista hoy día a la película se le añade un elemento nostálgico ya que se parece bastante a lo que se recuerda de la época, no a cómo era realmente.

Sátiras aparte, el film es un homenaje a las películas de ciencia ficción de los 50, no solo por la recreación de una película de la época, el estilo y argumento de Remote Control entra dentro de este homenaje. Esto se enfatiza en el protagonista, Cosmo, que es un héroe que sigue el mismo patrón de los héroes de ese tipo de películas. Curiosamente, Dillon protagonizaría poco después el estupendo remake de La masa devoradora (The Blob, Irvin S. Yeaworth, Jr., 1958) El terror no tiene forma (The Blob, Chuck Russell, 1988).

Vi esta película sin saber nada de ella, me la compré en Blu-ray por el simple hecho de que era una película de Jeff Lieberman y quería completar su filmografía. Así que me llevé una agradable sorpresa al descubrir un film entretenido, divertido y ágil. Un film que además de ser entretenido tiene un interesante subtexto que lo enriquece. Por ello lo recomiendo sin prejuicios. No he encontrado ningún tráiler del film (tampoco en el Blu-ray hay ninguno), pero os dejo con una escena del mismo que recuerda a otra escena memorable de otro film Lieberman, Destello azul (Blue Sunshine, 1978).


0 comentarios:

Publicar un comentario