4 mar. 2014

La noche de los demonios (Night of the Demons)


Hace poco me señalaron que había hecho un artículo sobre el remake de La noche de los demonios (Night of the Demons, Kevin S. Tenney, 1988) (leer aquí) pero no sobre el film en sí, que algunos consideran un clásico de culto.

La noche de los demonios cuenta como la fiesta que da Angela (Amelia Kinkade) por Halloween en Hull House, una casa abandonada supuestamente encantada, se vuelva realmente divertida cuando algunos de sus invitados, empezando por Suzanne (Linnea Quigley), se vean poseídos por las oscuras fuerzas que habitan la casa.

La película, desde mi humilde punto de vista, no es que sea muy buena, pero su "ochentez" hace que acabe siendo un muy disfrutable y divertido film. El problema que le veo es que los personajes que ideó el guionista Joe Augustyn no son interesantes ni están particularmente bien escritos. Sin embargo, una vez empieza la diversión con los poseídos, el film se salva gracias a la habilidad con la cámara de Tenney y unos logrados efectos especiales. También hay que destacar el tono gamberro habitual de la época, donde se mezclan toques de comedia y terror.

Atención al detalle "freddykrugero" del póster italiano.
 El film empieza muy bien, con una genial secuencia animada de títulos de crédito realzada con la típica banda sonora sintetizada de la época, se frena con la presentación de los aburridos protagonistas y vuelve a ponerse en marcha cuando los fiesteros resultan poseídos. En esta parte del film destaca principalmente para mí la idea de la casa atrapando a sus víctimas creando espacios que no existían. Además, los efectos de maquillaje contribuyen a que los poseídos resulten convincentes. Por eso pensaba que era un film que a lo mejor ganaba con un remake que explotase sus aciertos y eliminara sus fallos, aunque al resultado final de la versión 2009 le faltara algo de ambición.

La noche de los demonios fue seguida de dos secuelas, rodadas en los 90 para el mercado del directo a vídeo. La noche de los demonios 2 (Night of the Demons 2, Brian Trenchard-Smith, 1994) fue dirigida por un profesional de la exploitation pero no es un film demasiado interesante. Ya no hay mezcla de géneros, es directamente una comedia. Sin mucha gracia, algo de sangre y unos destacables desnudos, no es nada del otro mundo. La noche de los demonios 3 (Night of the Demons III, Jim Kaufman, 1997) nos presenta en esta ocasión a una banda criminal como las víctimas de los demonios, es todo lo que sé de la película que no me interesó lo bastante como para molestarme en buscarla o alquilarla en vídeo en su momento.

Si se entiende como un producto de su época, La noche de los demonios puede resultar un film entretenido con el que pasar un buen rato de diversión ochentera: desnudos gratuitos, sangre y una buena banda sonora.


4 comentarios:

Raúl Cifuentes dijo...

A mi es una saga que me divierte mucho. Es muy divertida!!! Buen artículo, compañero!!!

Raül Calvo dijo...

Sí, ya digo que es divertida como solo lo eran las pelis de entonces.

Bisclavret dijo...

Es cierto que "night of the demons" no ganará un nóbel en nada pero representa un aspecto del horror con el que siempre es agradable reencontrarse, me refiero al sentido clásico del horror: casa abandonada y con mala reputación, noche de halloween, rincones oscuros y monstruos por todas partes, sencillo, pero siempre disfrutable, como la vainilla.
Creo que se le debe reconocer el mérito de haber intentado convertir un personaje femenino en icono del horror, intentando lograr un nuevo Myers o Jason, pero, como ya he dicho, femenino, que no hay tantos por ahí como para que carezca de merito el intento.
Si hay alguien más ahí a quien Angela le parezca sexy que encienda una luz en la noche, no me sentiré menos sólo pero sí menos raro... ;)
Felicidades, Raul, por tu blog, no hay por donde cogerte, es raro que piense en alguna película que no esté comentada en este blog, echaba de menos esta y de repente, étela aquí, gracias

Raül Calvo dijo...

Es cierto que no hay muchos equivalentes femeninos de un Jason o un Freddy Krueger. La "monstrua" de Hello Mary Lou fue otro intento por el estilo. Gracias por las felicitaciones. Saludos.

Publicar un comentario