4 ene. 2011

Grease 2



¿Recordáis Grease (Randal Kleiser, 1978)? ¿Recordáis todas las cosas que hacen de Grease una película tremendamente divertida y disfrutable? Pues preparaos porque en Grease 2 se esforzaron a fondo para que no hubiese ninguna de esas cosas.

La salchicha metiéndose en el panecillo detrás de John Travolta. Una de las muchas y elegantes referencias sexuales de la película Grease.

Debido al brutal éxito de Grease, en el estudio empezaron a trabajar de forma inmediata en hacer una continuación. No sólo eso, se planteó hacer una saga que constaría de cuatro películas más una serie de televisión. Planes que se abandonaron cuando se estrenó Grease 2 (Patricia Birch, 1982) y fracasó estrepitosamente en taquilla.

El principal problema de Grease 2 es que se empezó a filmar sin tener un guión terminado. Como resultado, mientras se rodaban escenas se iba reescribiendo el guion, lo que provocó que personajes presentes al principio se desvanecieran. Como Frenchy (Didi Conn), que desaparece a mitad de película sin que se dé ninguna explicación y la razón es que su personaje desapareció en las reescrituras. La pobre Patricia Birch, coreógrafa también de Grease y de su continuación, cuenta en una entrevista como tuvo que empezar a rodar con un guion incompleto lo que pudo y tenía disponible. Cuesta creer que una producción sobre la que había tantas esperanzas se llevase a cabo de forma tan desorganizada, pero así es Hollywood.
Otro problema es la música. Ni de lejos comparable a la del original. Compuesta por Louis St. Louis, resulta completamente olvidable. St. Louis había trabajado en la anterior película, adaptando algunas canciones y escribiendo la música del tema Sandy, pero es incapaz de coger un buen tono en el que conviva el estilo de la época en que se ambienta la película (los 60) con el estilo contemporáneo de entonces (1982). La música suena demasiado ochentera. Hay escenas ambientadas en un concurso de talentos donde se supone que intervienen artistas malos de los que hay que burlarse para contrastarlos con los buenos que son los protagonistas. Pero, la verdad, no noté mucha diferencia.

Y claro, la historia es básicamente la misma, pero intercambiando los roles: Stephanie Zinone (Michelle Pfeiffer) es la líder de las Pink Ladies del Instituto Rydell. A este instituto llega de Michael (Maxwell Caulfield), procedente de Inglaterra. Michael es el primo de Sandy (en Grease se dice que es australiana, así que imagino que deben ser primos lejanos). Michael se enamora de Stephanie, pero es demasiado blando para que le guste a Stephanie, así que se endurecerá para ganar su amor. Aparte se las tendrá que ver con los T-Birds, encabezados por Johnny Nogerelli (Adrian Zmed).

Reconozco que cuando empecé a ver la película me reí bastante por lo ridículo que resultaba todo. Así que pensé que a lo mejor era mala, pero que sería lo suficientemente mala como para echar unas risas. No fue el caso, cuando llevaba unos cuarenta minutos de película simplemente esperaba que terminase y poder seguir con mi vida.

Lo que sí me gustó fueron las Pink Ladies: Michelle Pfeiffer, Maureen Teefy, Lorna Luft y Alison Price. Y cuando digo me gustaron, quiero decir físicamente. Punto. A pesar de los ridículos números musicales que se ve obligada a interpretar, Pfeiffer no deja de ser una belleza. En el otro lado tenemos a Maxwell Caulfield como Michael, que también es atractivo pero resulta tremendamente envarado como actor. No hay ninguna química entre Pfeiffer y Caulfield, aparentemente se llevaban bastante mal durante el rodaje. Adrian Zmed ofrece una mala imitación del Danny Zuko de Travolta como Johnny Nogerelli, pero resulta que Zmed interpretó el papel de Danny Zuko en el teatro, así que a lo mejor eso lo explica.

Por si no habéis tenido el "placer" de ver este peliculón, he aquí un ejemplo:



Imaginad el resto.

Pero a pesar de todo, de ser un fracaso, de la olvidable música, de que no resulta divertida cuando se supone que lo es; a pesar de todo, la película tiene sus fans y sus páginas web dedicadas a discutir cada aspecto de ella (y me refiero exclusivamente a Grease 2). Y a su favor he de decir que por lo menos resulta más divertida e interesante que las asexuadas e insulsas películas de la serie High School Musical o Glee.

En fin, no la disfruté demasiado, pero como siempre digo: juzgad por vosotros mismos.

3 comentarios:

Javi dijo...

Creo que me llegó con la uno, aunque en esta salga la maravillosa Michelle Pfeiffer.

ATTICUS dijo...

A mi me parece una mala,pero mala
copia de la 1ª,nada que ver,ya solo en la portada.
Lo unico de provecho es ver a la Pfeiffer,aunque solo la belleza,ya que aun era una novata,sino recuerdo mal era su 4ª peli.
La banda sonora nada de nada y las escenas de baile pobres.
Saludos .

Raül Calvo dijo...

Sí, ya digo que la película es bastante mala, pero esperaba que fuese exageradamente mala para disfrutarla desde un punto de vista kistch, que no es el caso por desgracia.

Publicar un comentario