8 ene. 2011

Cuando no haya más sitio en el infierno...



Zombi (Dawn of the Dead, 1978) de George A. Romero es probablemente una de las películas más imitadas en la nueva ola de cine de zombis junto a El regreso de los muertos vivientes (Return of the Living Dead, 1985) de Dan O'Bannon. La secuela que Romero escribió y dirigió para la clásica La noche de los muertos vivientes (Night of the Living Dead, 1968) se ha acabado convirtiendo también en un clásico por derecho propio. La sátira, los efectos especiales de Tom Savini y la increíble épica que consigue crear Romero con un presupuesto mínimo son parte de los ingredientes que la han convertido en una película tan apreciada. Recuerdo un día de verano que iba por la calle con una camiseta de esta película y un completo desconocido me hizo una seña, como si formásemos parte de una sociedad secreta por gustarnos la misma película. Sin embargo, teniendo en cuenta que existen tres montajes distintos de la película, ¿qué versión es la que mejor representa los elementos que la hacen clásica? En otras palabras, ¿cuál es la buena?

Antes que nada, aclarar como es que existen tres versiones distintas de la película. La versión extendida se trata de la primera versión que se hizo de la película y se proyectó únicamente en el mercado del Festival de Cannes. Las otras dos tienen su origen en el acuerdo al cual llegaron Romero y Dario Argento, productor del film. Según ese acuerdo, Romero tenía derecho a final cut en el mercado americano y Argento tenía derecho a editar una versión diferente para el mercado europeo. Esta versión europea también variaba dependiendo del país y la censura que hubiese. Curiosamente, en Inglaterra se presentó primero la versión de Argento y fue prohibida por la censura; entonces Romero presentó su versión, que fue aprobada para exhibición tras unos cuantos cortes. Más sobre ello después.

También aclarar que no voy a hablar del argumento ni entrar en detalles en ese aspecto porque asumo que todo el mundo conoce esta película. En caso contrario, vedla sin perder tiempo pero atentos a que versión veis.

La versión extendida: Muchas veces calificada como "el montaje del director". Calificación que es errónea, el montaje del director es la versión que se estrenó en cines en Estados Unidos. Como he dicho antes, esta fue sólo una versión preliminar de la película, por ello contiene algunos segmentos que lastran la acción y son innecesarios y por ello fueron más tarde eliminados por Romero mientras hacía su versión definitiva.

La versión de Argento: La diferencia más notable entre esta versión y la de Romero empieza por el título, que Argento cambió de Dawn of the Dead a Zombi (título con el que es conocida en España). Luego tenemos la banda sonora compuesta por Goblin: mientras que sólo algunos temas son usados por Romero, Argento los utilizó para musicar toda la película. Finalmente, la diferencia más significativa entre esta versión y la de Romero es que esta versión es más corta. Ello se debe a que Argento se centró en la acción y eliminó gran parte del desarrollo de los personajes, lo que hace que parezca más violenta de lo que ya es y la razón por la que no pasó la censura británica. También eliminó gran parte del humor y elementos terroríficos. Sin embargo, también hay que mencionar que no es mucho más corta, aproximadamente unos cinco minutos, y que contiene secuencias editadas de forma alternativa; con lo cual resulta bastante interesante para los fans de la película ya que ofrece la posibilidad de ver una versión alternativa de ésta. Para aquellos interesados en el lenguaje cinematográfico también puede resultarles interesante para analizar como dos sensibilidades distintas explican la misma historia, como los intereses y manías de cada director intervienen a la hora de decidir qué contar y cómo.

La versión de Romero: Posiblemente ya habréis deducido que ésta es para mí la mejor versión que hay de la película. Tiene un ritmo impecable de principio a fin, sabiendo alternar entre tensión, suspense y humor. Esto se nota también en que la película se hace corta y no se nota que dura un poco más de dos horas. Aquí también es donde se puede ver mejor la sátira social, que es lo que a Romero le interesa más, aplicada a la historia. Si habéis visto cualquiera de las películas de Romero ambientadas en el mundo de los zombis, os habréis dado cuenta que lo que le interesa realmente al director son las relaciones entre los humanos y los aspectos sociológicos de la situación en que se encuentran. Los zombis en las películas de Romero son poco más que una molestia para los personajes principales, una excusa para tratar alguna temática que le interesa al director.

Algo que también noté cuando vi seguidas Dawn of the Dead y El día de los muertos (Day of the Dead, 1985), la película con la que Romero cerró su primer ciclo de films sobre zombis, es que Dawn parece más una película de los ochenta y Day parece más una película de los setenta. Es decir, el tono gamberro y satírico, mezclado con la acción y el gore de Dawn encaja mejor con el estilo que imperó durante los ochenta con películas como la propia El regreso de los muertos vivientes, Re-Animator (Stuart Gordon, 1985) o Aullidos (The Howling, Joe Dante, 1980). Además es durante los ochenta que los centros comerciales realmente adquirieron importancia, siendo todavía bastante recientes en los setenta, lo que supongo es mérito de la perspicacia de Romero el convertir un centro comercial en el escenario principal. Por otro lado, Day es mucho más seria y nihilista, más oscura. Eso y el ataque que hace hacia el estamento militar hace que encaje mejor en la sensibilidad que reinaba en el género en los setenta, especialmente en los años post-Vietnam, lo que creo que hizo que la película no fuera realmente apreciada en su momento y no ha sido hasta que pasaron unos años que la película empezó a ser valorada realmente por sus propios méritos.

La primera edición que me compré de Dawn of the Dead. Como decía, la versión extendida aparece descrita como "el montaje del director", pero no os dejéis engañar.
Temo decir que no hay ninguna edición en nuestro país que tenga un mínimo de calidad, ya que contienen solo una versión de la película (normalmente la de Argento) y con pésima calidad de audio y vídeo. De hecho, en general en Europa era bastante difícil de conseguir una buena edición hasta hace poco. La primera edición que tengo es holandesa y data de hará unos diez años, contenía solo las versiones de Argento y la extendida además del documental Document of the Dead de Roy Frumkes. Luego, hará unos cinco o seis años me compré la fabulosa edición que sacó Anchor Bay, americana, de cuatro discos, que contenía las tres versiones y varios documentales, entrevistas y comentarios. Y, recientemente, me he comprado otra edición, ésta de Arrow, en Blu-ray, que es británica, contiene las tres versiones, no contiene el audiocomentario de los actores pero añade algunos extras nuevos. Supongo que os daréis cuenta de que si me he comprado tres ediciones distintas de esta película realmente me gusta. Pero, no soy un fanático encegado y pude también disfrutar del remake que dirigió Zach Snyder en el 2004. Que recuerda a la versión de Argento al estar centrado más en la acción.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

gu gu ta ta...

Publicar un comentario