28 ene. 2011

The Toy Box



The Toy Box fue escrita y dirigida en 1971 por Ron García. Pero el dato más importante es que se trata de una producción de Harry H. Novak. ¿No sabes quién es Harry Novak? No pasa nada, seguramente irás de cabeza al cielo. Y si sabes quién es Harry Novak, ¿en tu casa ya lo saben que eres un/a pervertid@?

En esta ocasión el Rey del Camp nos relagó una producción que como todas las obras cumbres del arte mezcla sexo y muerte. La película tiene varias escenas "eróticas" que son todo lo explícitas que pueden ser sin caer en la pornografía, que suelen culminar con una muerte horrenda.

El argumento, es un decir, de la película gira en torno a Ralph (Sean Kenney aka Evan Steele) y su novia Donna (Ann Myers). Ralph convence a Donna para ir a la fiesta que ofrece su tío rico (Jack King). Todos los invitados se reúnen en el comedor y luego son llamados por parejas o de forma individual, depende de como hayan venido. Cuando son llamados han de interpretar una escena erótica ante la hierática presencia del tío rico y luego son recompensados con algo sacado de "la caja de juguetes".  Pero resulta que el tío rico está muerto, lo que no impide que los invitados sigan acudiendo y actuando ante el cadáver. A medianoche todas las puertas se cierran y se hace imposible salir de la casa, Ralph y Donna se dan cuenta entonces de que muchos invitados no vuelven a reunirse con los demás una vez son llamados, y... ¡empieza el terror!

La razón por la que comento la película aquí es que tiene varios elementos que la separan de la habitual  y aburrida película erótica. Para empezar, no es que sea precisamente muy erótica o excitante. Hay una escena en la que Uschi Digart se lo monta con una sábana que tiene vida propia que resulta más cómica que otra cosa, pero la mayoría son simplemente sórdidas. Más aún cuando se le añade el elemento terrorífico, que las hace más perturbadoras. Sin embargo, a medida que avanza, la película se va haciendo más y más extraña, culminando con la aparición de una gigantesca mujer desnuda. Y cuando digo gigantesca quiero decir tan alta como Godzilla.

No puedo evitar imaginarme que pensaría la gente que fue a ver esta película con la idea de ver unas cuantas chicas guapas ligeras de ropa y alguna escena sangrienta. Desde luego, se llevaría una sorpresa. El director Ron García fue décadas más tarde el director de fotografía de David Lynch en Twin Peaks, es posible que fuese su inclinación hacia lo surrealista lo que hizo que Lynch se fijara en él. The Toy Box desde luego empieza como una típica película erótica, pero su posterior desarrollo hacia terrenos completamente demenciales y extraños hace que el espectador casual se aleje de ella y atraiga a gente como yo, aficionados al cine bizarro y extraño.

Ron García hace como los esforzados trabajadores de Confunde un gato y nos deja perplejos ante los acontecimientos que se van sucediendo en pantalla. Llegando a una conclusión tan inesperada en una película como ésta que no sabía si aplaudir o reírme a carcajadas, una cosa o la otra hay que reconocer que sin duda es memorable. El tráiler lo podéis encontrar en la página web de Something Weird Video, que es la compañía que ha editado y distribuido en DVD la película.

2 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

al cielo directa que me tendré que ir! :P

Raül Calvo dijo...

Bea, tendrás que remediarlo o te aburrirás mucho: toda la gente interesante se va al infierno.

Publicar un comentario