22 ene. 2011

Películas que te gustaron y a mí no



Hoy el cuerpo me pide marcha, así que he decidido cargarme películas que tienen prestigio, premios, gran aceptación en taquilla o lo que sea pero que a mí no me gustaron.

Elephant (2003), Gus Van Sant: Este señor bodrio de Van Sant fue inspirado por el tiroteo en el instituto de Columbine. Una cosa me quedó clara tras ver la película: Van Sant no tiene ni idea de psicología o de la motivación que puede llevar a semejante acto de brutalidad. La verdad que para mí Van Sant ya perdió el norte con el fracasado experimento de hacer una versión de Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960) como si fuera Pierre Menard, autor del Quijote. Y al contrario de lo que muchos piensan, fue Van Sant el instigador del remake y el que persiguió a la productora para hacerlo. El caso es que después de Drugstore Cowboy (1989) no recuerdo ninguna película de Van Sant que realmente me gustara.



Funny Games: juegos divertidos (Funny Games, 1997), Michael Haneke: Vi esta película después de ver La pianista (La pianiste, 2001) que me gustó bastante y Caché (Escondido) (Caché, 2005) que me pareció interesante, con lo cual tenía buen ánimo para verla. Sin embargo, no me gustó nada, nada. Hay pocas cosas que me disgusten más que que me sermoneen, y básicamente esta película es eso: un largo y tedioso sermón llevado a cabo por una persona que se sitúa en un plano moral que considera elevado al del resto. El tema de la violencia y la fascinación del ser humano por ella, su morbosidad podríamos decir, ha sido tratado en infinidad de ocasiones, desde El manantial de la doncella (Jungfrukällan, Ingmar Begman, 1960) hasta La violencia del sexo (I Spit on Your Grave aka Day of the Woman, Meir Zarchi, 1978), pasando por la sátira de La carrera de la muerte del año 2000 (Death Race 2000, Paul Bartel, 1975) o la recientemente comentada Rollerball (Norman Jewison, 1975). Hasta la Troma lo hizo en su peculiar estilo en El día de la madre (Mother's Day, Charles Kaufman, 1980). Por ello la manera que tiene Haneke de tratar el tema de manera tan obvia y altanera realmente me parece decepcionante y pedante. Y ya le perdí el respeto a Haneke totalmente cuando hizo la fotocopia americana de esta película: podría haber jugado un poco con la presentación de su tesis o haberse negado a hacerla y mantener cierta integridad artística, habría sido mejor que lo que hizo.


21 gramos (21 grams, 2003), Alejandro González Iñárritu: Amores Perros (2000) fue una película que me gustó bastante aunque me dejó emocionalmente exhausto. Pensé que Iñárritu era un director interesante y valía la pena seguirle la pista. Sin embargo, después de ver el resto de su filmografía, he cambiado de idea. Y en realidad he puesto 21 gramos porque fue la que me puso sobre la pista, pero ni Babel (2006) ni Biutiful (2010) me gustaron tampoco. Básicamente son películas tremendamente folletinescas que se regodean en la tragedia y el melodrama, como si hacer un dramón fuera algo más serio, difícil o prestigioso que el resto de géneros. La gota que colmó el vaso fue Biutiful con su regodeo burgués en la clase baja, representando una Barcelona tan irreal y falsa como la Barcelona de Woody Allen en la infumable Vicky Cristina Barcelona (2008). No soporto como busca la lágrima fácil y la angustia de culebrón.



Bella de día (Belle de jour, 1967), Luis Buñuel: La verdad es que no tenía muchos problemas con esta película hasta que descubrí The Agony of Love, una película de 1966 de William Rostler que tiene el mismo argumento, incluida una escena onírica. Cierto es que la película de Buñuel está basada en una novela francesa de 1928, pero las semejanzas visuales, así como el súbito cambio de estilo de Buñuel, me hacen pensar que posiblemente también viera esta película. Ahora, porque una es ensalzada por la crítica especializada y la otra desechada como mera exploitation da que pensar. Y, sinceramente, yo mismo no me habría dado cuenta si no hubiesen hablado de The Agony of Love en el documental Schlock! - The Secret History of American Movies (2001, Ray Greene).



El sexto sentido (The Sixth Sense, 1999), M. Night Shyamalan: Recuerdo que la primera vez que vi esta película en el cine me dejó bastante indiferente pero la segunda vez que la vi en el confort del hogar se me hizo tremendamente pesada. La historia no era particularmente inventiva u original, sobretodo después de haber visto el episodio 16 de la primera temporada de La dimensión desconocida (The Twilight Zone, 1959-1964), y su ejecución no me resultó particularmente interesante, sobretodo después de ver algunas películas japonesas. Pero al contrario que con otros directores, sí he visto películas posteriores de Shyamalan que me han gustado.

10 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

¡Yo soy megafan y megadefensora de Funny Games. Me pasa al revés que a ti: el resto del cine de Haneke no me ha llamado demasiado la atención, aunque aún no he visto la cinta blanca, pero Funny Games está entre mis películas de referencia!

Raül Calvo dijo...

Pues ya digo que yo no puedo con la pedantería de Haneke, lo hace todo tan obvio que es como si pensase que somos demasiado lerdos para entender el mensaje que quiere transmitir.

Javi dijo...

Interesante, Raül; aunque algunas de las que pones a mí me gustaran. En Elephant estoy totalmente de acuerdo contigo. De Van Sant sólo me convención Grugstore cowboy. Fanny games no la he visto todavía, pero quería hacerlo, aunque tú no me la recomiendes seguramente. Un saludo

Raül Calvo dijo...

Javi, busqué películas que precisamente gustaran a la mayoría (de ahí el título) porque mucha gente, por lo menos yo, ha experimentado eso de que no te guste una película y a todo el mundo sí. Te hace sentir como ¿todo el mundo se equivoca o soy sólo yo? Especialmente en algo tan subjetivo como el cine, donde también juzgamos desde nuestra pequeña minoría como si fuésemos una gran mayoría.

También hice el post como manera de parodiar/criticar todas esas listas de "peores películas" que prácticamente solo contienen películas americanas de gran presupuesto, cuando también se hace cine de autor bastante malo. Tampoco es que quiera defender las superproducciones, que conste, pero es como todo: hay buenas y malas.

Y si ves Funny Games y te gusta ven a discutirlo y rebatir mis opiniones sin dudarlo.

Javi dijo...

Soy de tu misma opinión: hay cosas malas en todos lados, nadie se salva por muy director de prestigio que seas. Coppola es genial, pero tiene pelis infumables, Qué se le va a hacer! En cuanto vea Funny games quedo de acuerdo contigo en comentar, espero recordarlo. Salutti, Raül.

Einer dijo...

Yo no he visto Elephant ni Funny Games pero con todas las demás estoy de acuerdo, especialmente con lo de Iñárritu. 21 gramos y Babel es que no puedo con ellas.
Y ya que estamos con el tema una que me parece aburridísima es Hijos de los hombres.
Un saludo.

Raül Calvo dijo...

Einer, a mí me gustó Hijos de los hombres especialmente por como consigue algunos planos tremendamente complicados usando la cámara al hombro, sin perder nunca la sensación de documental. Claro, que como Alfonso Cuarón hace un buen trabajo dirigiendo, todo parece como si simplemente hubieran puesto la cámara ahí, pero hay escenas muy elaboradas si te paras a analizarlas. Pero es cierto que en el aspecto argumental tiene algún punto algo lento, pero en este caso eso no me molestó.

Javi dijo...

Ah, sí, a mí Hijos de los hombres tampoco me gustó. No sé como la ponen tan bien en algunos blogs o foros. Me pareció un coñazo la historia, aunque empieza muy bien y parece que va a estar interesante con esa recreación gris y apocalíptica de la sociedad... pero después chof chof chof se hunde de manera estrepitosa.

Roger dijo...

Buenas, me llamo Roger y sigo tu blog desde hace unas semanas. Estoy de acuerdo con la mayoría de cosas que dices, y otras no tanto. Con la lista que aqui presentas no puedo estar más de acuerdo sobretodo en lo referente a Fanny Games. Para aportar algo Requiem for a dream me parece odiosa por lo tramposa, pretenciosa y tremendista que se pone.

Gran blog caballero!

Raül Calvo dijo...

Salut, Roger! No eres el primero que menciona a Requiem como un film pretencioso y también sobrevalorado. Gracias por las felicitaciones.

Publicar un comentario