24 ene. 2011

Triangle



He de reconocer que esta película me pasó desapercibida en su momento. Recuerdo algún vago comentario en la página web Horrorview, pero aparte de eso nada. Sin embargo, recientemente estaba comprando películas en la página de Amazon, mi principal camello cinematográfico, y fue allí donde la descubrí. Si no conocéis la página, os diré que a los que son clientes les ofrecen una serie de recomendaciones basadas en anteriores compras que, aunque soy consciente de que es una manera de aumentar las ventas, siempre consulto porque muchas veces me recomiendan películas muy interesantes. En esta ocasión fue después de comprar una edición en Blu-ray de la estupenda y escalofriante The House of the Devil (2009) de Ti West que en Amazon me recomendaron Triangle (2009) de Christopher Smith. Entonces tuve una fuerte intuición y me compré la película sin pensarlo. A veces me pasa, que tengo fuertes sensaciones por una película sin saber nada de ella. Es como un sexto sentido que acierta en el 99% de los casos.

Puede que Triangle no me resultara familiar, pero el nombre de Christopher Smith sí que lo era. Smith había sido el director de Creep (2004), una sencilla película de terror con algunos momentos tensos bastante conseguidos, y Desmembrados (Severance, 2006), una película de terror con toques de comedia sobre un grupo de ejecutivos que se van de fin de semana para hacer un seminario de empresa.

Así, me senté a ver Triangle sin tener ningún conocimiento previo de la película. Algo que cada vez es más difícil pero muy satisfactorio. De hecho, eso no es del todo cierto, cuando llegó la película leí la sinopsis que había en la funda.

Me pareció una sinopsis a un tiempo vaga y familiar. Por lo que había visto en las anteriores películas de Smith, me hice una idea de como sería más o menos la película. En fin, que para ser exactos me puse a ver la película sin saber nada, pero con una vaga noción de como podría ser. El caso es que los primeros quince o veinte minutos de la película me empecé a hacer una idea de como sería. Pero me sorprendió con un interesante giro, y luego con otro... El caso es que me quedé enganchado hasta que empezaron a circular los títulos de crédito del final.

Por cierto, yo normalmente siempre me quedo a ver los títulos de crédito del final, a no ser que la película no me haya gustado, ya que muchas veces contienen información interesante, escenas sorprendentes (como en las pelis que saca ahora la Marvel) y también como deferencia a toda la gente que ha trabajado para hacer la película, más allá del director, el guionista y los actores.

Volviendo al tema, la película me gustó mucho, pero también me gustó porque no sabía nada de ella y muchas de las sorpresas no me las esperaba. Y me gustaría que fuera lo mismo para vosotros. Por lo tanto no comentaré nada del argumento, ya que me gustaría que disfrutarais de la misma experiencia que tuve yo.

Sí comentaré un par de cosas que creo no os fastidiarán nada.

Mientras que las anteriores películas de Smith son bastante violentas y sangrientas, esta no lo es; se basa más en el suspense y la intriga. O sea, que si no os gusta el gore, con esta película podéis estar tranquilos. Aunque, bueno, a mi la sangre y la violencia tampoco me desagradan en el cine de terror, si están bien hechas, pero no las encontré a faltar por estar muy metido en el argumento.

Pero no esperéis una gran sorpresa final que os deje tumbados. Una de las razones por las que me gustó mucho la película es que precisamente no intenta epatar al espectador con una sorpresa final, sino que la conclusión llega de manera orgánica y lógica.

2 comentarios:

ATTICUS dijo...

Esta no la he visto Raul.
Yo tambien me quedo a ver los creditos pero en todas.

Raül Calvo dijo...

Pues la recomiendo sin reservas a todo el mundo.

Publicar un comentario