25 sept. 2014

Todo por amor (Lord Love a Duck)

 
Esta película es un acto de agresión dice el póster de Todo por amor (Lord Love a Duck, George Axelrod, 1966) y razón no le falta. El título en castellano es bastante engañoso, esta película es muchas cosas pero desde luego romántica no es una de ellas. Por supuesto, la razón que me llevó a ella no fue ni el póster ni el título, sino esta mítica escena entre un padre, Max Showalter, y una hija, Tuesday Weld, comprando suéteres que ha hecho la película famosa:


Alan (Roddy McDowall) es detenido y llevado a la cárcel. Allí empieza una larga confesión donde sabremos por qué se le ha encerrado allí. Todo empieza cuando conoce a Barbara Ann (Weld) y Alan se dedica a hacer realidad todos sus deseos.

En el film no se explica de dónde surgen las increíbles habilidades de Alan, pero tampoco importa. La cuestión es que sirven para que, a medida que se cumplen los deseos de Barbara Ann, parodiar y satirizar las películas adolescentes y la cultura juvenil. Pero esta parodia se hace desde el exterior, casi asumiendo que los adolescentes que mostraban las películas de Hollywood eran iguales que los adolescentes reales. Tened en cuenta que en 1966 la contracultura empezaba a coger fuerza y entonces era vista poco más que como melenudos haciendo rarezas.

En todo caso, el film no se detiene ahí y en su segunda mitad se convierte en una peculiar comedia negra. Para mí esta es la parte en la que el film pierde fuerza e interés, alargando demasiado un mismo chiste. Es por esto que no hablo de ella como una gran obra maestra, pero a pesar de ello la recomiendo ver por lo menos una vez.

El reparto del film es muy bueno, destacando dos los protagonistas: McDowall y Weld, que interpretan adolescentes a lo Grease (McDowall tenía 38 años y Weld 22), llevan muy bien el film. La dirección y el montaje también están bastante logrados. Pero no deja de ser un film que me dejó perplejo en diversos momentos ya que a ratos parece navegar entre el drama serio y la parodia alocada.

Parte comedia negra, parte sátira de las películas adolescentes, esta película es simplemente rara. Extraña. Bizarra. No creo que sea para todo el mundo, pero creo que vale la pena echarle un vistazo, aunque solo sea para comentarla luego tomando algo. El tráiler no vende demasiado bien el film.


0 comentarios:

Publicar un comentario