16 sept. 2014

La saga Puppet Master: Segunda Parte


Juguetes asesinos (Curse of the Puppet Master, David DeCoteau como Victoria Sloan, 1998): El contrato que Full Moon tenía con la Paramount para distribuir sus películas se acabó, lo que significó que ahora Charles Band tenía menos medios para hacer sus películas. Lo que en lo que a la saga Puppet Master se refiere, esto significó que se acabó la stop motion (aunque se utilizara en ocasiones metraje de archivo para cubrir el hecho). Tal vez esto explique los pobres resultados de esta nueva entrega.

Desechada la idea de continuar con la historia de Rick Myers y las marionetas, se crea una nueva historia independiente que gira en torno al doctor Magrew (George Peck), el cual compra las marionetas en una subasta. Con el doctor Magrew se encuentra su hija Jane (Emily Harrison), que está de visita y mientras le ayuda en su espectáculo de marionetas. El doctor decide contratar al algo lento Robert (Josh Green), cuando descubre sus habilidades a la hora de tallar figuras de madera. Robert se pone a trabajar enseguida en el proyecto del doctor Magrew, a pesar de no saber exactamente de qué se trata (¿habéis visto el póster? SPOILER).

El film resulta bastante aburrido y predecible. Las interpretaciones son regulares y los efectos bastante pobres. En pocas palabras, es una entrega decepcionante que se hace bastante larga a pesar de su corta duración. El problema es que se sabe desde un principio qué es lo que va a pasar, pero no se hace la narración lo suficientemente interesante como para que eso no sea un problema y tampoco se crea expectación en el espectador. Como ya he dicho: una entrega aburrida.




Retro Puppet Master (David DeCoteau como Joseph Tennent, 1999): Tras la decepcionante entrega anterior, se decidió volver al pasado y explicar cómo Toulon desarrolló la magia para crear a sus marionetas.

De nuevo, nos encontramos con una entrega que genera diversas contradicciones en la continuidad de la serie. Si bien en la segunda entrega se cuenta cómo Toulon descubre la magia para animar las marionetas durante un viaje al Cairo en 1912, en esta película es un brujo que escapa del Cairo y llega a París en 1902 el que se encuentra con un joven Toulon (Greg Sestero) y le pasa los secretos de su magia. Lo que sí se continúa es que dentro de las marionetas, mezclado con el líquido reanimador, se haya el alma de una persona. Pero los errores de continuidad ya aparecen en el prólogo cuando se sitúa la acción en 1944, con Toulon (Guy Rolfe) huyendo de los nazis camino de Suiza. Es entonces que les cuenta la historia a sus marionetas sobre los primeros modelos que creó. Teniendo en cuenta que su huida, según la tercera entrega, tiene lugar en 1941, tarda bastante en llegar a Suiza. En fin, ignorad las fechas pero no los hechos. Además del origen de las marionetas, en el film también se cuenta como se conocen Toulon y Elsa, la cual ahora se llama Ilsa (Brigitta Dau).

La película es mucho mejor que la sexta entrega, pero eso no quiere decir que sea una gran película. Es un film normal tirando a mediocre. La desaparición de la stop motion le roba mucha personalidad a las marionetas y los villanos de la función no parecen particularmente amenazantes. Puede resultar de interés a los fans de la serie, pero poco más.




Puppet Master: The Legacy (Charles Band como Robert Talbot, 2003): Las marionetas llevaban mucho tiempo alejadas de las pantallas, así que Band ideó este film de grandes éxitos. La película pone en orden la continuidad de la serie, ordenando los hechos y cubriendo los errores a la hora de fechar la acción de algunas entregas, además de discutir si Toulon era un genio o un loco peligroso y la naturaleza de las marionetas. Los clips de entregas anteriores están unidos mediante la historia de Maclain (Kate Orsini), una agente que busca información sobre el secreto de Toulon y, entre otras cosas, interroga a un crecido Eric Weiss (Jacob Witkin), el niño que aparece en la tercera entrega. Es de notar que, además de rellenar vacíos, el film apunta un detalle nuevo bastante interesante... que será ignorado en entregas posteriores.




Puppet Master vs Demonic Toys (Ted Nicolau, 2004): Esta película no pertenece a la saga oficial, pero la incluyo por "completismo". Se trata de un telefilme rodado para el canal SciFi, hecho con cuatro duros y menos originalidad.

El argumento es un refrito de Halloween III: El día de la bruja (Halloween III: Season of the Witch, Tommy Lee Wallace, 1982), solo que se cambia Halloween por la Navidad y no mola como mola Halloween III. Las marionetas, al servicio esta vez de un supuesto nieto de Toulon, Robert (Corey Feldman), y su hija Alex (Danielle Keaton), tendrán que detener un complot llevado a cabo por los juguetes asesinos demoníacos que Charles Band introdujo en Juguetes asesinos (Demonic Toys, Peter Manoogian, 1992).

Es aburrida, nada divertida y completamente prescindible.




Puppet Master: Axis of Evil (David DeCoteau, 2010): Por fin llega una nueva entrega de la serie con nuevo material que además está bastante bien. El film nos lleva de nuevo a 1939, al Bodega Bay Inn, en el instante en que Toulon se suicida antes de ser atrapado por agentes nazis. Allí trabaja Danny (Levi Fiehler), el cual descubre el baúl con las marionetas y se lo lleva a casa. Decepcionado por no poder unirse al ejército y luchar contra los nazis (aunque la implicación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial no tiene lugar hasta 1941), trabaja en reanimar a las marionetas. Entonces descubre que en la fábrica en la cual trabaja su novia, Beth (Jenna Gallaher), se ha infiltrado uno de los espías nazis que iba tras Toulon. Danny decide entonces luchar contra los agentes nazis con la ayuda de las marionetas.

Dentro de la segunda época de esta saga, esta probablemente sea la mejor entrega, lo cual aún la sitúa por debajo de los filmes de su "etapa dorada". Es bastante entretenido, aunque que la stop motion fuera demasiado cara le quita personalidad a las marionetas. De nuevo se convierte a las marionetas en héroes contra los nazis, lo cual le añade cierta diversión extra. Pero no busquéis nada más que una ligera manera de pasar el rato.




Puppet Master X: Axis Rising (Charles Band, 2012): Continuación directa de Axis of Evil, se sigue el enfrentamiento entre las marionetas y los nazis, con el añadido de marionetas nazis. Pero este film no funciona de la misma manera que el anterior, siendo bastante poca cosa. Los problemas empiezan con el cambio en el reparto, ahora Danny y Beth son interpretados por Kip Canyon y Jean Louise O'Sullivan, los cuales no resultan tan efectivos como los anteriores interpretes.

Band intenta capturar el tono de los seriales y películas de los años 40, dándole un toque de comedia pulp, pero por mucho que aprecie sus intenciones, lo cierto es que todo resulta bastante plano y sin gracia, reutilizando argumentos ya empleados en la saga.

Es posible que el pobre resultado de esta entrega le ponga punto y final a la serie, pero yo espero que haya otra película en el futuro de la franquicia que, por lo menos, sea una despedida digna de las marionetas de Toulon.


2 comentarios:

Bisclavret dijo...

Gracias por este viaje a través de Puppet master, pero sobretodo por haberte arriesgado a hacer lo que ni las distriubuidoras ni la propia Full moon se ha atrevido a hacer, que es proporcionar una cronología a la serie.
Yo de Puppet master destaco, su extravagancia sin prejuicios, su diseño de las marionetas y la inventiva propia de la serie B, son pobres en medios pero empujan la fantasia más alla de los limites que Hollywood impone. Y sobretodo, destaco su banda sonora, genial capturando ese universo silecioso y misterioso que es el de las marionetas

Raúl Calvo dijo...

Ha sido un placer hacerlo, aunque lamento que lo que dices se puede aplicar casi exclusivamente a las primeras cinco películas de la serie, el resto es algo más irregular. Y hay algún recopilatorio de las bandas sonoras que Richard Band hiciera para la serie, lo vi cuando buscaba un recopilatorio de este mismo compositor de sus trabajos en adaptaciones de H. P. Lovecraft. Un saludo.

Publicar un comentario