15 nov. 2011

El retorno de Walpurgis


Es realmente lamentable que se haya de recurrir a comprar películas de importación incluso para películas españolas, especialmente las realizadas durante la década de los 70 y primeros 80. Como es el caso de El retorno de Walpurgis (Carlos Aured, 1974), cuarta entrega de las aventuras del licántropo Waldemar Daninsky, creado por Jacinto Molina alias Paul Naschy; cuya edición americana bajo el título Curse of the Devil es la mejor edición en DVD que se ha hecho de momento.

En esta película se reúnen los elementos más queridos por Naschy a la hora de crear aventuras para su licántropo, mezclando elementos románticos y góticos aparecidos en los clásicos de terror de la Universal con la sangre y el sexo que demandaba el público entonces. Aquí también tenemos un personaje que aparece brevemente en el prólogo y que volverá a surgir en el futuro de Waldemar Daninsky: la condesa Bathory, personaje que parecía fascinar a Naschy y que aquí aparece encarnada por María Silva. La condesa Bathory sería la principal enemiga de Waldemar en El retorno del Hombre Lobo (Paul Naschy, 1981), entonces encarnada por Julia Saly.

Póster mejicano de la película, que se rodó en régimen de coproducción con México. En contraste con el póster español, aquí se exagera (o miente) sobre el erotismo de la película.

Como decía antes, en este film se concilian estilos clásicos y modernos. Hay dosis de sangre (no mucha, la habitual en la época) en los ataques de Waldemar y dosis de sexo para contentar al público en algunas secuencias de ritos satánicos y alguna escena de sexo. Sin embargo, el peso de la película lo sostiene una trama gótica y romántica muy del gusto de Naschy, que remite a la pequeña obra maestra El hombre lobo (The Wolf Man, George Waggner, 1941), ya que retrata en esta ocasión a un Waldemar más bueno que el pan, trágica víctima de una maldición gitana tras un accidente de caza.

Esta maldición gitana hará que Waldemar se transforme en hombre lobo las noches de luna llena, convirtiéndolo en un asesino contra su voluntad. A la angustia de sospechar que él es la sanguinaria bestia causante de diversas muertes, se une su historia de amor con Kinga Wilowa (Fabiola Falcón), ya que teme convertirla en una de sus víctimas. Como cantaban Ruby y los Casinos, esto puede acabar muy mal.

Son estos elementos más clásicos los que hacen que la película se pueda disfrutar hoy día, especialmente si os gusta el terror de la Universal y la Hammer, ya que le dan un tono más atemporal, haciendo que el film mantenga cierto encanto a pesar de lo limitado de los recursos con que se contaba entonces y no resulte desfasada o anticuada. Irónicamente, se consigue que El retorno de Walpurgis sea actual situando la película en el siglo XIX, respetando las reglas sobre el hombre lobo creadas en el clásico de la Universal.

No es la mejor entrega de las peripecias lobunas de Valdemar Daninsky, pero sigue siendo entretenida e interesante para los aficionados al cine de terror más clásico.

No he podido encontrar el tráiler original español, así que os dejo con el alemán, que de hecho es el americano y sigue el más puro estilo grindhouse.

0 comentarios:

Publicar un comentario