16 nov. 2011

Monkeybone


Es cierto que es una película que está lejos de ser perfecta, pero a pesar de todo me gusta bastante Monkeybone (Henry Selick, 2001). Tal vez por el uso que hace de la animación stop-motion, tal vez por Bridget Fonda.

Monkeybone cuenta la historia de Stu Miley (Brendan Fraser), un dibujante de tiras cómicas que acaba de triunfar a lo grande cuando su creación Monkeybone es convertida en una serie de dibujos animados. Además, tiene una hermosa novia, la doctora Julie McElroy (Bridget Fonda), con la que tiene intención de casarse. Es entonces que interviene el destino en la forma de un accidente que deja a Stu en coma. Mientras está en coma, Stu viaja a una extraña ciudad, Dark Town, en la cual se encuentra con su creación: Monkeybone (voz de John Turturro). Stu será engañado por Monkeybone, que ha hecho un trato con el dios del sueño Hypnos (Giancarlo Esposito), y le roba el cuerpo. Stu deberá encontrar la manera de escapar de Dark Town y recuperar su cuerpo y su vida antes que Monkeybone llene de pesadillas a la humanidad.

El film se basa en la novela gráfica Dark Town, escrita por Kaja Blackley y dibujada por Vanessa Chong. No he tenido oportunidad de leerla, al parecer se proyectó como serie pero sólo apareció la primera parte y la historia ha quedado inconclusa, pero todos los comentarios indican que es mucho más oscura que la película. Al parecer, originalmente la intención era hacer una película más oscura y fiel al cómic, Selick estaba determinado a llevarla al cine ya que se sentía muy identificado con la obra, y se rumoreó entonces que sería protagonizada por Nicolas Cage (en el papel que interpreta Brendan Fraser) y Christopher Walken (en el papel de Muerte que Whoopi Goldberg interpreta en la película). Como es habitual, el proyecto se fue desarrollando y fue perdiendo ese tono más oscuro.

Lo curioso es que viendo el producto final, hay escenas que resaltan por su oscuridad y surrealismo comparadas con otros momentos de la película, más ligeros. El guion fue escrito por Sam Hamm, guionista del Batman de Burton, lo que mezclado con la propia sensibilidad de Selick podría haber dado mucho más de sí en ese sentido. Si hacemos una comparativa entre los largometrajes dirigidos por Henry Selick, podemos ver como Monkeybone tiene elementos de las geniales Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare Before Christmas, 1993) y Los mundos de Coraline (Coraline, 2009), dos películas realmente soberbias, pero sufre de cierta "suavización" que la aleja del brillante acabado final de estos dos filmes, aunque desde mi punto de vista es mucho, mucho mejor que James y el melocotón gigante (James and the Giant Peach, 1996).

Pero el film también tiene sus puntos positivos. Especialmente en términos de diseño en todo lo referente al mundo onírico. Además, se prescindió de la animación CGI para animar personajes y se hacen todos con stop-motion y efectos prácticos de maquillaje (aunque también se usó la CGI para algunos efectos, completar algún maquillaje e integrar la stop-motion con la imagen real). El reparto está bastante bien, especialmente Rose McGowan como Miss Kitty aunque en un sentido más visual que artístico, y en conjunto creo que es bastante entretenida y divertida (cuando se centran en el humor negro). También resaltaría algunas escenas "de pesadilla" que, como he mencionado antes, resultan bastante originales y llamativas.

Aunque no es un film redondo, y en su momento fue un fracaso, reconozco que me gusta y la recomiendo a pesar de todo.

3 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo la recuerdo bastante entretenida y visualmente muy molona, pese a que no soporto a Brendan Fraser.

Bea Cepeda dijo...

No la he visto, pero tiene buena pinta para un día de estos de un poco de relax cinematográfico.

Raül Calvo dijo...

Me alegra ver que no soy una voz solitaria en el desierto hablando bien de esta peli.

Publicar un comentario