18 nov. 2011

¡Burton! ¡Tarantino! - ¡Tarantino! ¡Burton!


Hacia mediados de los 90, consideraba a Tim Burton un director original y sorprendente mientras que Quentin Tarantino no me decía nada, me era indiferente. En la actualidad, sin embargo, Burton me parece un director superficial, en el cual domina el estilo sobre la sustancia, y nada original (si alguna vez lo fue); mientras que Tarantino me parece uno de los directores más interesantes y personales trabajando hoy día.

Hacia 1994, Burton había dirigido las dos películas sobre Batman, Eduardo Manostijeras, Bitelchús y Ed Wood. Todas ellas me parecían fantásticas, diferentes y originales; claro que en aquel momento tenía 14 años. Más tarde conocí la obra de Charles Addams y Edward Gorey, así como vi mucho más cine fantástico de los 50 y 60 y leí (aún) más cómics. Poco a poco, Burton me fue pareciendo cada vez menos y menos original. En realidad, me di cuenta de que Burton tenía bastante suerte: Bitelchús llevaba bastante tiempo dando vueltas y cuando finalmente Wes Craven iba a ser designado para hacerla, el proyecto se canceló y luego se le encargó a Burton dirigirla. Ed Wood era un guion que Scott Alexander y Larry Karaszewski llevaban tiempo intentando que alguien se lo produjera hasta que cayó en manos de Burton. Desde entonces, me di cuenta de que Burton no era un buen guionista o un auténtico creador: se le ocurría un personaje o una idea para una historia y se buscaba unos guionistas que le escribieran la película (por ejemplo, Eduardo Manostijeras y Mars Attacks!). El aspecto "único" de sus películas lo conseguía contratando a estupendos diseñadores de producción como Rick Heinrichs, los cuáles tienen un estilo que se adecua a los gustos de Burton (lo que provoca también que cuando estos diseñadores trabajan en otras películas se diga que "imitan" el estilo de Burton).

No me malinterpretéis, las películas de Burton todavía me gustan, pero como simples productos de entretenimiento y ya no me parecen lo fantásticas que me parecían antes. Desde luego "original" y "Tim Burton" son dos conceptos que para mí ya no tienen nada que ver.

Mi interés por Tarantino se despertó después de estudiar la Nouvelle Vague en la universidad. Tras aprender sobre los revolucionarios directores franceses (y luego italianos) que empezaron a hacer cine para hablar del cine, entendí que es lo que hacía Tarantino y mi ignorancia no me había dejado ver. Las películas de Tarantino son comentarios sobre cine. Más allá de simplemente hacer referencias u homenajes, cada película que hace parece deconstruir los tópicos de cada género en el cual trabaja, centrándose en ocasiones en los momentos muertos o los momentos no vistos en otras películas y convirtiéndolos en centrales. Tarantino lo coge todo de otras películas (la Elle Driver de Kill Bill sacada de Thriller - A Cruel Picture, los matones Jules y Vincent sacados de Las hijas de Bonnie) para componer su discurso, consiguiendo hacer películas personales y únicas al mezclarlo todo.

¡Un momento! ¿Me estás diciendo que Tarantino te parece mejor que Burton cuando lo copia todo y que Burton te dejó de parecer bueno porque lo copia todo?

No, no estoy diciendo eso. No digo que Burton me dejara de gustar porque lo copiara todo, es más porque es un director (cada vez más) superficial, que se centra principalmente en la imagen, pasando todo lo demás a segundo plano. Tarantino, de forma consciente utiliza elementos de otras películas para comentar sobre esos mismos elementos. Él es bastante verbal sobre las influencias y motivos de otras películas que utiliza porque forman parte del subtexto de la película, de ahí que resulte original, por la manera en que junta esos elementos. Cuando hace una película de cine negro o bélica o de artes marciales, es a su vez un análisis sobre el género en el que se enmarca la película. Es como lo que hizo Sergio Leone en Hasta que llegó su hora, donde hace un homenaje a todo el género western utilizando escenarios y motivos que aparecían en sus películas favoritas del género; el título original C'era una volta il West -Érase una vez el oeste- resulta claramente indicativo de esta intención evocadora. Lo mismo se podría decir que hizo Steven Spielberg con el cine de aventuras en la saga Indiana Jones.

Mi objetivo último con estos comentarios no es tanto intentar convenceros de nada, pero sí invitaros a hacer un poco de reciclaje mental y revisar vuestras opiniones sobre películas que hace tiempo que no veis o directores a los que tenéis ojeriza. A medida que cambiamos y evolucionamos, también lo hacen nuestros gustos. Por eso creo que va bien ponerse a prueba uno mismo y ver si las opiniones que una vez tuvimos siguen siendo vigentes para la persona que somos hoy. Algo aplicable no sólo a las gustos cinematográficos. Por propia experiencia os digo que dar segundas oportunidades a directores y películas nos puede proporcionar más de un inesperado placer.

10 comentarios:

Luis Cifer dijo...

coincido en líneas generales. Burton se ha convertido en un autor hueco que copia cosas de otros (los diseños de Gorey, por ejemplo) mientras que Tarantino recicla sin pudor pero le acaba dando a su obra una personalidad propia.

J. Martí dijo...

La verdad es que Burton y Tarantino hace tiempo que dejarón de interesarme, pero es cierto que si hay que escoger entre uno de los dos, simpre me quedare con Tarantino. Un buen artículo. Saludos!!

Raül Calvo dijo...

Luis Cifer, creo que lo que salva a Tarantino es el hecho que él es el primero en decir, no sólo que recicla el material de otros, sino de quién lo recicla.

J. Martí, Burton desde el Planeta de los Simios parece haber perdido cualquier integridad que pudiera haber tenido, pero Tarantino está cada vez más interesante. Saludos.

ethan dijo...

Ni Burton ni Tarantino, desde hace tiempo, el primero desde Big Fish, el segundo desde Pulp Fiction.

Dr. Gonzo dijo...

Yo sin duda me quedo con Tarantino. Primero porque me parece un gran director de cine, y segundo porque las historias que cuenta me gustan mucho más.
El tío es un gran guionista y un artesano de los que ya casi no quedan, mientras que Burton se ha convertido en una marca comercial más que en un artista.

Además, hay una cosa que creo que los diferencia claramente e influye muchísimo en que Tarantino sea mejor director: este ama el cine de forma enfermiza. Es una enciclopedia cinematográfica con patas, y pienso que para ser un buen director es necesario amar y conocer el cine pasado.
Burton tuvo su momento de gloria con películas muy interesantes y novedosas, como Bitelchus, pero desde Sleepey Hollow (su última buena película, bajo mi punto de vista), ha perdido toda la chispa y se ha vuelto terriblemente previsible, mientras que Tarantino no sabes por dónde te va a salir, pillándote en bragas con cada nueva película.

Clemenza dijo...

Grande Tarantino, y si,parece que Burton, últimamente parece haber perdido el Oremus, aunque he de confesar que Alice in Wonderland me gustó más de lo que antes de ver la película hubiese estado dispuesto a admitir.

Raül Calvo dijo...

ethan, precisamente pensaba como tú en respecto a Tarantino, y el objetivo de escribir este artículo es constatar que se puede cambiar de opinión y que a veces vale la pena darle una segunda oportunidad a un director.

Dr. Gonzo, mi objetivo no era comparar a estos directores entre sí, sino como a medida que maduramos nuestros gustos y opiniones cambian. Pero, bueno, yo estoy de acuerdo contigo.

Clemenza, Alice visualmente resulta impecable, pero el argumento traiciona completamente la obra de Lewis Carroll.

Einer dijo...

Mi opinión sobre Tarantino creo que ya la sabéis de sobra: me gustaba más en sus comienzos. Lo que no quiere decir que no me guste, pero me gustan más sus primeras películas.

Tim Burton también me gusta pero es cierto que es demasiado efectista y se preocupa más por el continente que por el contenido. Aún así, no estoy de acuerdo con Gonzo en que Sleepy Hollow sea su última peli buena. Big Fish y Sweeney Todd me parecieron bastante buenas pero a cambio nos dio Charlie y la fábrica de chocolate (para mí infame) y Alicia... que me aburrió bastante. Burton le veo un tío muy irregular.

Martin Scorcc dijo...

Gran verdad como cambian,mutan,evolucionan nuestros gustos y coincido con tus opiniones.Creo q Burton hoy dia esta mas para adolecentes emo(el no creo su estetica pero convengamos q la puso de moda)y Tarantino mas para todos nosotros q somos amantes del cine...de cualquier epoca y estetica.Saludos

Raül Calvo dijo...

Einer, más que ver quién mejor de los dos (creo que son bastante diferentes y no trabajan los géneros de manera que que se puedan comparar, realmente) me interesaba más centrarme en cómo cambian nuestros gustos y apreciaciones a medida que nosotros cambiamos. De lo que dices, estoy de acuerdo que Charlie y Alicia son las dos bastante infames.

Martin Scorcc, estoy bastante de acuerdo con tu opinión. Creo que a medida que maduramos vamos mutando cual monstruo de una peli cifi de los 50 en lo que a gustos se refiere. Burton es cada vez más un producto para adolescentes y Tarantino está más en línea con los fanáticos del cine.

Publicar un comentario