10 nov. 2011

Critters


Hubo un tiempo en que era inevitable ir al videoclub y encontrarse una nueva copia de Gremlins (Joe Dante, 1984) (cuando digo "nueva copia" quiero decir plagio, no que hubiera más cintas de Gremlins). Igual que en Gremlins, que en inglés significa algo parecido a "duende", no se traducían los títulos, de manera que los viodeclubes se parecían cada vez más a exóticos zoos de monstruitos: Munchies (Tina Hirsch, 1987), Ghoulies (Luca Bercovici, 1985), Hobgoblins (Rick Sloane, 1988)...

De entre todas estas copias (en ocasiones muy) baratas, destacaba Critters (Stephen Herek, 1985). Este pequeño clásico de culto era el que más se acercó a captar el tono del clásico de Joe Dante, mientras que el resto eran mucho más infantiles e inofensivas. Critters (en inglés esta palabra se refiere a animales o bestias) narra el asedio que sufre una granja normal y corriente por parte de unas criaturas pequeñas y peludas que se dedican a devorar todo lo que se encuentran por delante, mezclando las adecuadas dosis de comedia y terror. Es más sangrienta (en cuanto a sangre humana se refiere) que Gremlins y muy sangrienta para ser una película para mayores de 13 años. Pero eran los 80, era otra época.

Critters incorporaba también algunas ocurrencias originales, como son los dos cazarrecompensas espaciales que vienen a la Tierra para acabar con esta plaga de criaturas "devoratodo". Estos cazarrecompensas tienen la habilidad de poder metamorfosear su rostro a voluntad, efecto logrado de forma muy verosímil gracias a los buenos efectos especiales con los que contaba la producción, bastante efectivos para una película de bajo presupuesto. Se ha de mencionar que los efectos relativos a los critters fueron realizados por la compañía de los hermanos Chiodo, responsables del clásico de culto Payasos asesinos (Killer Klowns from Outer Space, Stephen Chiodo, 1987).

El reparto no es que sea nada del otro mundo, aunque incluye a la estrella de la serie B Dee Wallace Stone y a un joven Billy Zane, pero cumple su función profesionalmente, sin estropear la película y contribuyendo a que "nos la creamos".

En definitiva, Critters no es más que una película de monstruos como las que se hacían en los años 50, aunque el diseño de las criaturas estuviera influenciado por el giganórmico éxito del film de Dante. El escenario del asedio resulta bastante entretenido y tiene un toque claustrofóbico. Es entretenida y divertida aún hoy día. Ciertamente, la primera vez que la vi gracias a la magia del VHS me pareció "buenísima", pero hoy día un simple "divertida" basta.

Tiene suficiente encanto como para que nos olvidemos de su voluntad de aprovechar el éxito de otra película, de modo que podamos disfrutarla por si misma. Atención a la música del tráiler, extraída de un clásico del terror que había proporcionado pingües beneficios a la New Line.



New Line Cinema se encontró de nuevo con un gran éxito por sorpresa, tras lograr triunfar con la historia de cierto asesino onírico, y rápidamente puso en marcha una secuela: Critters 2 (Critters 2: The Main Course, Mick Garris, 1988).

Escrita por los entonces desconocidos Mick Garris y David Twohy, nos cuenta la historia de como el joven Brad (Scott Grimes) vuelve a su pueblo natal, Grover's Bend, unos años después de que su familia sobreviviera el ataque de los critters. Como es de esperar, los critters vuelven a hacer acto de presencia, esta vez de forma más aparatosa, atacando todo el pueblo.

De nuevo, sorprende una película para mayores de 13 años con escenas bastante impactantes (especialmente me gusta la muerte del hombre vestido de conejo de Pascua) e incluso el desnudo de la bella Roxanne Kernohan, como una de los cazarrecompensas espaciales (Kernohan murió poco después, en 1993, en un accidente de coche).

Y de nuevo, la historia que se nos cuenta nos resulta bastante familiar, pero lo hace de forma bastante entretenida. Y si a uno le gustan las películas de monstruos (o monstruitos en este caso) es un título bastante disfrutable.




New Line, que espera resucitar pronto a estas criaturas espaciales en forma de remake o reboot, dio punto y final a la saga de los critters con dos títulos filmados casi simultáneamente para el mercado del vídeo: Critters 3: La venganza (Critters 3, Kristine Peterson, 1991) y Critters 4 (Rupert Harvey, 1992). Aunque eran para el mercado del vídeo, también se estrenaron en cines. En nuestro país sólo Critters 3 (cuyo extraño título en castellano me llena de curiosidad) se estrenó en cines y fui lo bastante tonto como para ir a verla, engañado por el buen sabor de boca que me había dejado la segunda entrega.

Hoy más conocida por ser el debut cinematográfico de Leonardo DiCaprio, Critters 3 es infantil, rutinaria y aburrida. Por otro lado, Critters 4 fue la primera "secuela en el espacio", táctica luego imitada por otras prestigiosas películas como Leprechaun 4 (Leprechaun 4: In Space, Brian Trenchard-Smith, 1997) o Hellraiser 4 (Hellraiser IV: Bloodlines, Alan Smithee, 1996). Sin embargo, como Critters tenía cierto elemento de ciencia-ficción, la decisión no parecía muy descabellada. Así, en lugar de una copia sin gracia de Gremlins o de las anteriores entregas, tenemos una copia sin gracia de Alien - El octavo pasajero (Alien, Ridley Scott, 1979). La cuarta la alquilé en vídeo, aunque aprovechando una oferta que me permitía llevarme dos títulos más en alquiler sin que fuese más caro (creo que en un extinto Blockbuster).

Baste decir que la única razón por la que actualmente tengo ambas películas en DVD es porque venían incluidas en el pack de la edición americana de la saga, que era muy económico ya que incluía las cuatro películas en dos discos, y que salió hace un año más o menos.

4 comentarios:

Javier Simpson dijo...

Aún se hicieron bastantes pelis de estos curiosos “personajes”. A mí me parecen muy infantiles (vi la primera hace tiempo en la tele) y se nota la influencia de Los Gremlins. Es cierto que por aquellas había monstruitos para todos los gustos y los videoclubs estaban plagados de carátulas con este tipo de pelis (qué tiempos!!). De cualquier forma, y auque pocas pelis vi de este estilo (Sluggs se podía meter entre ellas?), Los Gremlins es la más divertida y la que consigue mejor sus propósitos de entretener y asustarnos.
Un saludo, Raül. Buen post.

Raül Calvo dijo...

Por supuesto, Gremlins es la número uno, Javi, insuperable. Pero de todas las copias baratas de Gremlins, creo que Critters es la más lograda, sin ser infantil (la 3 y la 4 sí que lo son) y curiosamente sangrienta. Saludos.

Dr. Gonzo dijo...

Esta es una de las películas con las que me crié, y por eso la tengo en un pedestal, a la misma altura que los Gremlins.
Las he visto todas, aunque si es cierto que la 3 y la 4 las vi hace años, pero no las recuerdo como especialmente malas.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, sólo tienes que volverlas a ver. Yo pensaba igual que tú, ya que la 3 no la había vuelto a ver desde que la vi en el cine y la 4 de cuando la alquilé en vídeo, y cuando las volví a ver en DVD... Entonces entendí porque había borrado todo recuerdo de ambas.

Publicar un comentario