23 jul. 2010

Drácula - Versión hispana (Dracula - Spanish Version)



En los inicios del cine sonoro la Universal (y otros estudios) filmaba versiones hispanas de sus películas para el mercado sudamericano ya que no tenían la costumbre de doblar las películas. Se aprovechaban los decorados de la versión en inglés y se contrataban actores de habla hispana. Así, en 1931, mientras Tod Browning rodada durante el día Dracula con Bela Lugosi, por las noches George Melford y Enrique Tovar Ávalos (que ayudaba a Melford ya que éste no hablaba español) rodaban Drácula con Carlos Villarías como el conde Drácula.

Lo curioso de este caso es que la versión hispana es muchísimo mejor que la más conocida inglesa, solo hay que comparar las dos para darse cuenta. La principal diferencia salta a la vista: mientras que Tod Browning filma la película como si fuera una obra de teatro, la versión hispana aprovecha al máximo los movimientos de cámara y el lenguaje cinematográfico además de mostrar una bien aprovechada influencia del Nosferatu (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922) de F.W. Murnau. La versión hispana está dotada de fuertes dosis de erotismo cortesía de Lupita Tovar, mientras que la versión inglesa es muy puritana en ese sentido y no hay contenido sexual.

Para acabarlo de redondear, la versión hispana dura como media hora más ya que cierra diferentes aspectos de la historia que quedan inconclusos o ignorados en la versión inglesa, haciendo más evidentes las carencias de esta última.

Creo también que otra de las razones por las que funciona mejor la versión hispana es que la cultura latinoamericana tiene una mejor comprensión de la muerte como algo inherente a la existencia que los americanos. Es más, los productores de Dracula no estaban seguros de que una película con contenido sobrenatural fuese a ser aceptada por la audiencia ya que hasta aquel momento todas las películas de terror tenían un criminal humano como responsable, es decir, había una explicación lógica para todo. Los productores temían que la audiencia no se creyera una película que trata sobre cosas que no existen como los vampiros. Absurdo pero cierto.

Para los curiosos, esta versión hispana está incluida en el pack Dracula - The Legacy Collection que incluye además: Dracula's Daughter (Lambert Hillyer, 1936), Son of Dracula (Robert Siodmark, 1943) y House of Dracula (Erle C. Kenton, 1945).

0 comentarios:

Publicar un comentario