17 jul. 2010

Cumpleaños mortal (Happy Birthday to Me)



Llegó la hora para otro glorioso slasher ochentero. En este caso: Cumpleaños mortal (Happy Birthday to Me), una joya de 1981. La película se puso en marcha gracias al éxito que había tenido la obra maestra San Valentín sangriento (My Bloody Valentine, George Mihalka, 1981). Cuando vieron el dinerito que les estaba dando ése clásico del slasher, el equipo de productores se volvió hacia el calendario en busca de otro día festivo susceptible de ser convertido en masacre. Finalmente se decidieron por el cumpleaños, que es algo que casi todos celebramos.

Tal vez fue porque el género estaba en sus inicios y todavía no se había quemado o tal vez fue porque simplemente le apetecía pero puede que a algunos les sorprenda que J. Lee Thompson mostrara su interés en ponerse al frente del proyecto. El director de clásicos como El cabo del terror (Cape Fear, 1962), Los cañones de Navarone (The Guns of Navarone, 1961) y dos entregas de la saga del Planeta de los Simios hizo, como no podía ser de otra forma, un soberbio trabajo, elevando el guión y diseñando escenas cargadas de suspense. Y el hecho que J. Lee Thompson estuviera tras las cámaras contribuyó a que una estrella del cine clásico como Glenn Ford trabajara unos días en la película interpretando al Dr. David Faraday. Ford, profesional consumado, hace un gran trabajo que destaca aún más al lado del resto del reparto, más joven e inexperto. También hemos de mencionar a la protagonista, Melissa Sue Anderson, que quería romper con la imagen puritana que se había ganado por su trabajo en La casa de la pradera protagonizando esta película.

La película se centra en un grupo de amigos estudiantes que forman una especie de club propio marcadamente snob. A medida que hechos de su pasado empiecen a aflorar y se vaya acercando la fecha de su cumpleaños, Virginia (Anderson) verá como ella y sus amigos son perseguidos por un misterioso asesino que los va matando uno a uno de varias y desagradables maneras. El doctor Faraday (Ford) investigará que sucede temeroso de que a Virginia se le esté yendo un poquito la olla.

La película tiene suficientes giros argumentales y dosis de misterio para mantener en todo momento al espectador interesado. Lee, como ya he mencionado antes, sabía como crear una buena escena de suspense. Sin embargo, tanto el tráiler como el póster se centran exclusivamente en promocionar los sangrientos asesinatos que pueblan la película en lugar de destacar todos sus valores. Bueno, la jugada les funcionó y Cumpleaños mortal fue otro gran éxito pero si la película sigue siendo popular hoy no es solo por los asesinatos sino también por todo el excelente trabajo que se hizo tras las cámaras.

De momento en la península ibérica sólo se editó en VHS y no hay edición en DVD aún. Yo me hice con la edición que sacó Anchor Bay, íntegra y con la música original con gran calidad de audio e imagen, pero tened en cuenta que no tiene subtítulos en castellano.

0 comentarios:

Publicar un comentario