26 jul. 2010

La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon)


Daba un poco de miedo, pero en realidad no era malo.
Creo que lo único que quería era cariño, sentirse querido y amado.
Marilyn Monroe sobre la Criatura en La tentación vive arriba (The Seven Year Itch, Billy Wilder, 1955)

El otro día me di cuenta, mientras buscaba alguna película para comentar, que no había hablado de una de mis películas favoritas, una película cuyo título original usé para bautizar mi blog: La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon, Jack Arnold, 1954).

La idea original para la película se le ocurrió al productor William Alland durante una fiesta en la que oyó a alguien hablar de una supuesta criatura mitad pez mitad hombre que se había  encontrado en México. Alland pensó que sería interesante hacer una película con semejante criatura haciendo una especie de versión encubierta de King Kong (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933). Se hicieron varios tratamientos y este concepto original cambió para cuando Arthur Ross y Harry Essex escribieron el guión definitivo que entonces se titulaba simplemente Black Lagoon.

Para dirigir la película Alland contrató a Jack Arnold que anteriormente había dirigido con gran éxito otra producción de Alland: Llegó del más allá (It Came from Outer Space, 1953). Procedente también de esta película se contrató como protagonista masculino a Richard Carlson que en Creature interpreta al Dr. David Reed. Como protagonista femenina se eligió a Julia Adams que en aquel momento estaba bajo contrato en la Universal. Pero la auténtica protagonista de la película es la Criatura, obviamente. El trabajo en ella fue llevado a cabo por el equipo de maquillaje de la Universal que dirigía Bud Westmore, pero el mérito del fabuloso diseño de la criatura es de la artista Millicent Patrick. Patrick estaba muy orgullosa de su creación, y con razón, y los estudios la llevaron de promoción para que diera entrevistas y hablara sobre la Criatura. Bajo la piel de la Criatura estaban Ben Chapman para las escenas en tierra y Ricou Browning para las escenas bajo el agua.

Hay diversos detalles que elevan Creature from the Black Lagoon por encima del resto de películas de monstruos de la época. Uno de los principales fue la introducción de un subtexto social en la película por parte de Jack Arnold, algo que también hizo en It Came from Outer Space, consistente en un mensaje ecológico, algo muy extraño para una época en la que no había la misma conciencia ecológico que hay ahora. Este subtexto ecológico se transmite a través de las diversas acciones que llevan a cabo los científicos en la Laguna Negra y las consecuencias de los mismos. Otro detalle es que se genera simpatía hacia la Criatura que ataca como reacción a lo que está sucediendo en su hogar y no porqué es una malvada bestia sedienta de sangre.

Es cierto, la Criatura no es un monstruo sediento de sangre... pero sí de otra cosa: de la bella Julia Adams. De forma bastante comprensible la Criatura queda prendada de Julia Adams en una de las más memorables escenas de la película. Adams salta al agua desde el barco explorador que llevan los científicos a la Laguna Negra. Adams empieza a nadar por la laguna vestida con un bañador blanco (especialmente hecho para la película) y la Criatura la observa desde el fondo de la laguna. Al poco la empieza a imitar y seguir, la Criatura está absolutamente fascinada por Adams. Para incrementar las implicaciones sexuales en la escena, Arnold filmó a Adams a contraluz desde el fondo de manera que pareciera que va desnuda. Los siguientes intentos por parte de la Criatura de relacionarse con Adams serán interpretados como ataques.

La película fue originalmente filmada en 3-D pero gracias a la dirección de Arnold no se nota. Es decir, que no hay los típicos planos de objetos agitados en primer plano para provocar una reacción en el espectador. La película fue un tremendo éxito y fue seguida inmediatamente por una secuela también dirigida por Jack Arnold: Revenge of the Creature.

Revenge of the Creature se estrenó en 1955. Esta vez el productor William Alland sí aplicó el esquema de King Kong. Un grupo de científicos captura a la Criatura y la lleva a Florida, donde es metida en un tanque para ser sometida a experimentos. Como os podréis imaginar la Criatura se escapará provocando el caos. Al igual que en la primera entrega, los motivos de la Criatura se justifican y después de ver los experimentos y acondicionamentos a los que es sometida entendemos que quiera escapar y estirar las piernas. La Criatura fue interpretada de nuevo por Ricou Browning para las escenas submarinas y por Tom Hennesy en las escenas en tierra. Ambos hacen un cameo en pantalla sin traje. Quién también hizo una breve aparición en pantalla fue un por entonces desconocido Clint Eastwood como uno de los técnicos del laboratorio. Los afectos de la Criatura fueron dirigidos esta vez hacia Lori Nelson, una ictióloga por la que también se siente atraido el protagonista masculino John Agar, que también protagonizó otro clásico de Jack Arnold: Tarantula.

Hay que destacar que las mujeres en ambos filmes son algo más que objetos de adoración: son científicas y trabajan en igualdad de condiciones que los hombres. Algo que entonces sólo se veía en estas producciones de terror y ciencia-ficción.

La Criatura hizo una tercera aparición en The Creature Walks Among Us. Estrenada en 1956, fue dirigida por John Sherwood. Esta vez cuando la Criatura es capturada por un grupo de científicos es quemada accidentalmente. Como resultado se le hace una operación de emergencia que la convierte en más humana y pierde sus habilidades submarinas. Entre los actores protagonistas tenemos a dos nombres familiares entre los aficionados a la ciencia-ficción: Jeff Morrow y Rex Reason, Exeter y el doctor Carl Meacham respectivamente en Regreso a la Tierra (This Island Earth, Joseph M. Newman, 1955). La protagonista femenina en esta ocasión fue Leigh Snowden. Si bien es más floja que las dos anteriores películas, no carece de interés. Cuanto más humana es la Criatura, más solitaria y desgraciada es, ya que no encaja en ningún lugar, especialmente significativos son los momentos en que la Criatura deambula mirando al mar con tristeza y añoranza.

Creature from the Black Lagoon es un maravilloso clásico que nunca te cansas de ver. Con sus adecuadas dosis de suspense y sentido de la maravilla, ha sido muy imitada pero nunca igualada. Desde hace décadas se trabaja en hacer un remake, que en los ochenta se habló que podría dirigir John Carpenter. Finalmente parece que el año que viene la Criatura volverá a las pantallas. De momento podéis disfrutarla en DVD editada por Universal. De importación podéis encontrar un pack con las tres películas.




0 comentarios:

Publicar un comentario