13 jul. 2010

Galaxy Quest - Héroes fuera de órbita (Galaxy Quest)



Producida en 1999, Galaxy Quest se ha ido ganando con el tiempo su lugar en el panteón de las películas de culto. Dirigida por Dean Parisot y escrita por David Howard y Robert Gordon, la película cuenta las desventuras de un grupo de actores que protagonizaron una serie de éxito en los ochenta pero que ahora se dedican a sobrevivir yendo de convención de fans a convención de fans. Todo cambia cuando un extraño grupo de sujetos transporta a este desencantado grupo de actores a una nave espacial de verdad. Resulta que estos extraños sujetos son Thermians, una raza extraterrestre que ha interpretado la serie de televisión como si fuera real y quieren que los gallardos héroes de Galaxy Quest los ayuden a luchar contra el malvado General Sarris que amenaza con exterminarlos a todos.

Galaxy Quest es una parodia y a la vez un honesto homenaje a Star Trek y a todo el movimiento social que lo rodea. Sólo hay que ver el grupo protagonista que representa a los actores protagonistas de la serie Galaxy Quest y el papel que realizan: Tim Allen interpreta a Jason Nesmith, un actor acabado que intenta exprimir al máximo sus apariciones en las convenciones como una manera de mantener viva una cierta popularidad. Sigourney Weaver es Gwen DeMarco, cuya única función en la serie era repetir lo que decía la computadora y servir como interés romántico para el capitán. Alan Rickman es Alexander Dane, una vez prestigioso actor teatral, fue marcado para siempre por su papel de miembro extraterrestre de la tripulación, esto ha provocado que odie profundamente a su personaje y las frases que se ve obligado a repetir una y otra vez. Tony Salhoub es Fred Kwan, encargado de la sala de máquinas de la nave en la serie, parece que se ha tomado algo ya que acepta el ser transportado a otro planeta con mucha calma. Daryl Mitchell es Tommy Weber, que era un adolescente en el momento de rodar la serie y ahora se ha convertido en un hombre que sigue llevando el mismo disfraz, era el encargado de tripular la nave a pesar de ser solo un crío. Sam Rockwell es Guy Fleegman que interpretó un papel secundario en un capítulo de la serie lo que le convence de que morirá cuando es llevado con los demás a la nave de los Thermians en cualquier momento.

Como podéis ver, la tripulación del NSA Protector es un reflejo de la que aparecía en Star Trek, así como el diseño interior de la nave recuerda al diseño de la sala de tripulación del Enterprise. La película aprovecha para hacer referencia a la mayoría de tópicos que aparecen en las space operas, pero también de todo el movimiento de fans devotos de una serie, encarnados por el personaje de Justin Long, un fan que de repente se ve involucrado en una aventura real al mismo tiempo que tiene que sacar la basura.

Tampoco podemos olvidar a los otros protagonistas de la película: las diferentes criaturas extraterrestres que pueblan el universo. Fueron creadas por Stan Winston y todavía se ven bien a pesar de ser hechas en un periodo donde la animación por ordenador estaba en sus inicios. A este hecho contribuye que mezclan criaturas realizadas por ordenador con animatrónicos y maquillajes.

La película resulta tremendamente entrañable ya que se nota que todas las puyas están hechas por gente que no está muy lejos de la gente que parodian. Además, el reparto está realmente brillante, incluso Tim Allen, y se nota que disfrutan con lo que hacen. En la nueva edición aniversario que salió de la película se ve como todos ellos la comentan con cariño. Incluso varios actores de las series de Star Trek comentaron la genialidad de la película a la hora de captar todo el absurdo que rodea a una serie como esa y su grupo de fans.

Y aquí tenemos una película absolutamente brillante y divertida de principio a fin. Y aunque en un primer momento la película no funcionó en taquilla, su brillantez ha hecho que se vaya ganando adeptos con el paso del tiempo. Que parodia la space opera y el fandom de una manera que gusta a los aludidos. Pero de la que no se han hecho ni secuelas, ni series, ni nada. Por una lado es una lástima, ya que cada vez que veo la película pienso lo que me gustaría ver más aventuras de esta gente y sobretodo me encantaría ver la serie Galaxy Quest tal y como aparece en la película. Por otro lado es un alivio que esta maravilla no haya sido arruinada por las ansias de hacer dinero.

Totalmente recomendable.

0 comentarios:

Publicar un comentario