9 jul. 2010

Humanoides del abismo (Humanoids from the Deep aka Monster)



Antes me encontraba en la difícil situación de justificar por qué me gustan y por qué disfruto con películas que son realmente malas. Pero ahora ya me da igual; disfruto con perlas como ésta: Humanoides del abismo (Humanoids from the Deep, Barbara Peeters, 1980). Un delirio de serie B en el que un pueblo pesquero es atacado por unas criaturas anfibias que se comportan como adolescentes en celo que pretenden conocer a  las mujeres del pueblo en el sentido bíblico del término.

Como muchas producciones de Roger Corman de la época, la película tiene un montón de talento trabajando tras la cámara. Fue dirigida por Barbara Peeters que le añade detalles curiosos como el plano de una gaviota coja al empezar la película. Tal vez llame la atención que una mujer dirigiera una película cuyo argumento gira en torno a monstruos que quieren desnudar a mujeres pero si ella no tuvo problemas con ese detalle, yo menos. Junto al director de fotografía Daniel Lacambre la directora crea un aspecto más glamouroso de lo que uno se espera en este tipo de producciones. El editor fue el experto en cine de acción Mark Goldblatt, con lo que el ritmo de la película no decae un momento. Las criaturas fueron diseñadas por Rob Bottin, que luego crearía los efectos especiales de La Cosa (The Thing, John Carpenter, 1982); por ello su aspecto es fantástico a pesar de no tener medios para hacer trajes que no se notaran. La banda sonora corrió a cargo de James Horner.

Delante de las cámaras tenemos al entrañable Doug McClure que a algunos os resultará familiar por la caricatura que hicieron de él en Los Simpson pero para los amantes de la serie B era el protagonista de clásicos como La tierra olvidada por el tiempo (The Land That Time Forgot, Kevin Connor, 1975) o En el corazón de la Tierra (At the Earth's Core, Kevin Connor, 1976). Como villano tenemos a Vic Morrow, intenso y nervioso como es habitual. Ann Turkel era una rubiaza muy alta que interpreta a la doctora Susan Drake, "una científica profesional" como dice ella en la película. Tanto McClure como Morrow se lo toman todo muy en serio y se enfrentan a las criaturas del abismo sin pestañear.
                                                               
Otro monstruo incomprendido en busca de amor
La película, siendo una producción de Roger Corman, fue rodada con un presupuesto limitado pero a pesar de ello sus responsables consiguieron crear un gran espectáculo gracias a la abundante cantidad de mujeres desnudas y al gore que puebla la pantalla, especialmente en el tramo final donde el nivel de sangre sube como la marea. Sin olvidar el epílogo, que sigue la gran tradición de nacimientos mestizos sangrientos y a su vez crearía imitaciones como la de La Mosca (The Fly, David Cronenberg, 1986). 

Ya tengo ganas de disfrutar de Humanoides en toda su gloria con la nueva edición 30 aniversario que saldrá dentro de poco en DVD, ya que la versión que tengo ahora es una machacada cinta de VHS. Éste es el tipo de película que requiere una sensibilidad especial capaz de apreciar su sutil belleza. Snobs y cinéfilos abstenerse por favor, el mundo ya tiene suficientes comentarios irónicos.

ACTUALIZACIÓN: Bueno, ya he tenido oportunidad de disfrutar del DVD y realmente vale la pena. Lo más interesante son unas cárnicas escenas eliminadas y un documental donde se explica la historia del film y cuentan como algunas de las escenas más memorables y notorias fueron añadidas por orden de Roger Corman una vez terminada la película y fueron rodadas por Jimmy T. Murakami con la segunda unidad. Hecho que causó cierto desagrado en algunos de los participantes, especialmente la actriz Ann Turkel. Imprescindible.

0 comentarios:

Publicar un comentario