27 may. 2010

Fanboys

Estamos en 1998 y cinco fans de La Guerra de las Galaxias harán un viaje en carretera con el objetivo de colarse en el rancho Skywalker y robar una copia del montaje provisional de Episodio I. Con este sencillo argumento la película Fanboys se presenta como una carta de amor al universo creado por George Lucas y a sus fans. La película fue dirigida por Kyle Newman y contó con un guión de Ernest Cline, Dan Pulick y Adam F. Goldberg. Fue protagonizada por Sam Huntington, Chris Marquette, Dan Fogler, Jay Baruchel y la fantabulosa Kristen Bell. Sin embargo, lo que realmente destaca de este film es su traumática posproducción que degeneró en una guerra de correos electrónicos.

Kyle Newman intentó conseguir financiación para la película enseñando el guión a Harry Knowles para que creará anticipación a través de su famosa web Ain't It Cool News. Funcionó. La película contó como productor con Kevin Spacey, que fue fundamental cuando las cosas se pusieron turbias, entre otros. El estudio que lo financió era la compañía de los infames hermanos Weinstein.

Tras un primer montaje, la película contó con la aprobación de George Lucas y fans renombrados como Kevin Smith pidieron tener un cameo en ella. Además, como se trataba de una humilde producción filmada por menos de cuatro millones de dólares (una miseria realmente para hacer una película), contó con el apoyo de clubs de fans de Star Wars que proporcionaron material para la película. En pocas palabras, era una película hecha por fans para los fans.

Cuando terminó el rodaje fue cuando las cosas se complicaron. Los primeros retrasos fueron a causa de los reshoots (periodo en el cual se vuelven a filmar escenas, se completan, se filman nuevas escenas o se filman insertos y que normalmente tiene lugar un par de semanas o unos días después de terminar el rodaje principal). Debido a conflictos con los horarios de los actores se tuvo que ir retrasando meses el estreno de la película. Por ello también se aprecian varios errores de continuidad en el film debido al largo periodo que transcurrió.

Luego la película fue sometida a tests de audiencia. Y ahí empezó a torcerse todo de veras. Los índices no eran muy altos, cosa que tampoco sorprende ya que es una película de espíritu minoritario, y los Weinstein decidieron que se tenía que eliminar la subtrama sobre el cáncer. ¿Y qué es la subtrama sobre el cáncer? Para empezar no es una subtrama, es el corazón de la película, pero llamarlo así era una manera que tenían los Weinstein de quitarle importancia. Y la trama en sí consiste en que la razón por la que estos fanboys se embarcan en el robo de Episodio I es que Linus (Chris Marquette), uno de ellos, tiene cáncer y estará muerto para cuando se estrene la película. Su director se negó a eliminar esta parte, porque entonces la película perdía todo sentido. Es entonces cuando entra en escena Steven Brill, el director de Little Nicky, contratado por los Weinstein para eliminar toda referencia al cáncer y añadir mujeres desnudas y lenguaje soez a la película para hacerla para mayores de 18 años.

Uno de los principales problemas que tenía esta decisión es que George Lucas dio permiso para que se usasen sus personajes y películas porque la película era originalmente para mayores de 13 años. Es decir, que la podrían ver los fans más jóvenes de la saga. Otro problema ya se ha mencionado: si se elimina la trama del cáncer, se pierde toda la motivación de los personajes que quedan reducidos a unos descerebrados a los que les parece divertido robar una película. Y, por último, Steven Brill no sentía el mismo amor por la saga que sus realizadores y, de hecho, corría el rumor por internet de que ni siquiera había visto la trilogía original. Los fans que habían hecho posible la película sintieron que se les estaba robando, así que empezaron por enviar correos elestrónicos a Brill pidiendo no con muy buenas maneras que se retirase de la película. Brill contestó esos correos con insultos y desprecio.

Es comprensible que si recibes un correo electrónico en el cual te dicen de todo menos bonito respondas de la misma manera. Pero cuando eres un director de cine y la gente que te escribe representa a tu futura audiencia, no es lo más adecuado responder con insultos. Se puede ignorar el correo electrónico en cuestión o responder más educadamente. El caso es que esto llevó a los fans a amenazar con boicotear los estrenos que los Weinstein tenían preparados para aquel momento (2008/2009). Los Weinstein ofrecieron entonces estrenar la versión de Brill en cines y en DVD mostrar las dos. Los fans respondieron que ya daban por supuesto que estrenarían en DVD el montaje original y que ellos querían verlo en cines. Los Weinstein se rindieron y le dieron un plazo de 36 horas al director original, Kyle Newman, para montar su película. Cosa que hizo y finalmente pudo estrenar la que él dice es la mejor versión de Fanboys.

Tras toda esta odisea... ¿la película vale la pena? Desde mi humilde punto de vista, sí. Se trata de una comedia donde se equilibran muy bien los elementos dramáticos gracias a unos actores que pueden manejar ambos aspectos. Los personajes son muy reales y no caen en la típica caricatura de los friqui que ya hemos visto mil veces en series y películas. Pero lo importante es que me reí a carcajadas cuando tocaba y me emocioné cuando tocaba. La película incluye muchas referencias a escenas y momentos de la saga Star Wars, obviamente, pero también a Regreso al Futuro, Willow, Star Trek, Indiana Jones, THX-1138 y otras tantas obras de culto. La película cuenta además con los cameos de actores de la trilogía galáctica original y fans suyos como Seth Rogen, que interpreta tres papeles, además de Carrie Fisher, Billy Dee Williams,  Jason Mewes, el ya mencionado Kevin Smith, Jaime King, Danny R. McBride, Ray Park, Craig Robinson, Ethan Suplee, Lou Taylor Pucci, Will Forte, Danny Trejo y William Shatner.


 La película gustará a todo aquel que sea un fan apasionado de los cómics, el cine o lo que sea, ya que recrea muy bien las típicas discusiones sobre tonterías que para uno son terriblemente importantes. Como las que tienen lugar ahora mismo sobre el final de Perdidos. Además de contar con la fantástica Kristen Bell en su reparto, de la que estoy completamente enamorado.

0 comentarios:

Publicar un comentario