12 may. 2010

Una pandilla alucinante (The Monster Squad)


Descubrí el segundo film de Fred Dekker antes que el primero. Justo cuando salió en vídeo hacia 1988 o 1989. La película se estrenó en EUA en 1987 y fue escrita por Dekker y Shane Black (guionista de Arma Letal y la genial Kiss Kiss Bang Bang, que también dirigió). Y de verdad, ya no las hacen como antes. ¿Qué película  infantil se atrevería a presentar a uno de sus héroes adolescentes llevándose un cigarrillo a la boca como un James Dean de trece años?

Una de las claves del éxito de The Monster Squad a lo largo de veinte años (aunque no en el momento que se estrenó) es que es realmente una película para todos los públicos. Un adulto la puede disfrutar y un niño la puede disfrutar ya que en ningún momento la película baja el nivel intelectual o resulta infantil o ñoña.

La historia nos cuenta como Drácula reúne un grupo de monstruos (un hombre lobo, una momia, algo parecido a la Criatura de la Laguna Negra pero sin infringir el copyright y la criatura de Frankenstein) para llevar a cabo un plan que le proporcionará poder suficiente para dominar el mundo. Lo único que se interpone en su camino es la Monster Squad: un grupo de amigos aficionados a los monstruos que descubrirán el malvado plan y harán lo que sea por impedirlo.

Tras un excelente desarrollo, la película da paso a un último tramo de acción non-stop. Entre medio, obviamente, los homenajes a las películas de terror que hizo la Universal entre los años 30-40 y los 50 (la Criatura de la Laguna Negra). Todo ello explicando una historia, no explicando una historia para niños. Puede que ahí radique la razón por la que no funcionó en su momento: la película parecía demasiado oscura para niños y demasiado ligera para adultos. Sin embargo, creo que eso se debería más a una mala campaña de marketing que a un fallo de la película.

Confesaré que compré el DVD en un principio por razones nostálgicas, ya que guardaba un buen recuerdo de la película. Pero en cuanto empecé a verla me quedé absolutamente atrapado, dejando de lado cualquier ejercicio proustiano. Es de esas películas que si no te gustan, es que tienes un problema. Por desgracia, se prepara un remake.


0 comentarios:

Publicar un comentario