10 may. 2010

El día de la madre (Mother's Day)


La compañía Troma fundada en 1974 por Michael Herz y Lloyd Kaufman es, posiblemente, la última compañía de cine realmente independiente que queda en Estados Unidos. Financian, producen y distribuyen sus películas sin la intervención de ningún estudio ni ningún gran conglomerado, además de distribuir títulos europeos. Es por ello que, aunque no me gusten todas las películas que hacen, siempre tendrán mi humilde apoyo y el de todos mis seguidores. El de los dos.

Esto viene a colación porque voy a comentar un título Troma: El día de la madre (Mother's Day), dirigida en 1980 por Charles Kaufman y escrita por Kaufman y Warren Leight. Las películas Troma se caracterizan por la mezcla de comedia y terror, escenas gore, la violencia y cierta mezcla ideológica. Cuando digo mezcla ideológica quiero decir que en ocasiones nos encontramos mensajes de ecologismo y no a las drogas pero, en otra, se denota cierta misoginia como en el caso de la aburrida, torpe y cutre Sardú (Bloodsucking Freaks aka The Incredible Torture Show, dir. Joel M. Reed, 1976).

En el caso de El día de la madre tenemos tres amigas que deciden pasar juntas unos días de acampada en la montaña. Allí serán secuestradas por dos hermanos pirados que siguen las órdenes de su no menos chalada madre. Las chicas serán humilladas, torturadas y finalmente asesinadas. Entonces, llega el momento de la venganza.

Como decía, nos encontramos una mezcla de intenciones. Por un lado, hay una denuncia contra la telebasura: la familia de pirados tiene televisores por toda la casa, en todas las habitaciones, continuamente encendidos; sugiere así que la base de la locura familiar tiene su origen en la televisión. Por otro lado, a través de flahsbacks se nos explica que las tres amigas tienen un historial de pesadas bromas destinadas a humillar a diversos hombres del pasado de cada una. Juntando los flahsbacks con lo que les sucede más tarde a las chicas a uno le queda la impresión de que todo ello forma parte de un castigo por haberse burlado en el pasado de los hombres.

En fin, ¿hasta que punto son todo elucubraciones personales o intención de los cineastas? Juzgad vosotros mismos. De lo que no hay duda es que El día de la madre es una película incorrectamente divertida y que marcará el tono de las posteriores producciones Troma como El vengador tóxico. Parece ser que Darren Lynn Bousman (Saw II, Repo! The Genetic Opera) prepara un remake de esta película.

0 comentarios:

Publicar un comentario