21 may. 2010

Nadie está a salvo de Sam (Summer of Sam)

Las películas de Spike Lee nunca me habían llamado la atención, sinceramente. Eso cambió en 1999, cuando Lee estrenó Nadie está a salvo de Sam (Summer of Sam). La película está ambientada en el Bronx Sur, un barrio con una presencia mayoritaria de italoamericanos, durante uno de los más calurosos veranos de la historia de Nueva York, el verano de 1977 durante el cual el reinado del terror del asesino en serie David Berkowitz alcanzó su clímax.

La película está protagonizada por un gran reparto coral: John Leguizamo, Adrien Brody, Mira Sorvino, Jennifer Esposito, Ben Gazzara, Bebe Neuwirth, Anthony LaPaglia... además de los guionistas de la película Michael Imperioli y Victor Colicchio. La razón de este reparto coral es que la película no se centra tanto en el caso Berkowitz y su investigación sino en como afectaba el tener un asesino en serie acechando a la gente que vivía en el barrio. De los diferentes dramas e historias personales que pueblan la película, la que personalmente más me llamó la atención fue la relación entre Vinny (Leguizamo) y Dionna (Sorvino). Tras estar muy cerca de uno de los asesinatos del luego conocido como "Hijo de Sam", Vinny iniciará una espiral de decadencia en la cual poco a poco va perdiendo control de su vida. Brody, por otro lado, interpreta a Richie, uno de los primeros en caer bajo la influencia del punk. Esto no será bien visto por el resto de la comunidad. Richie, además, tiene también algunos conflictos personales relacionados con su propia sexualidad. Por cierto, en el film Richie tiene una banda punk y hay un momento en la película en que tocan una canción titulada Hello Goodbye cuya letra está sacada de una de las cartas que el Hijo de Sam envió a los periódicos. Os podéis descargar la canción de forma gratuita en la página web de su autor Curious George.

La película recrea fielmente los diferentes asesinatos de Berkowitz, así como intenta crear un retrato certero del infame psicópata. También reproduce palabra por palabra las diferentes cartas que Berkowitz envió a la policía y hechos que parecen actualmente difíciles de creer pero que realmente sucedieron como la policía pidiendo ayuda a la mafia para detener al asesino. Pero, como ya he mencionado antes, el film no se centra, o no se centra exclusivamente, en los crímenes de Berkowitz. La película se toma su tiempo en representar momentos clave de aquel verano como un gran apagón que dejó a la ciudad de Nueva York sin luz. Otros temas que también se tocan son la llegada del punk y la decadencia de la música disco, con sendas apariciones de lugares míticos como el CBGB, Studio 54 o el símbolo definitivo del sexo setentero: Plato's Retreat.

Son todos estos elementos los que hacen que la película destaque más allá de la simple recreación de los crímenes reales de un asesino en serie. La banda sonora está plagada de grandes temas setenteros, obviamente, pero muy bien utilizados. Por ejemplo, está muy bien colocado el Dancing Queen de Abba como fondo de una monumental bronca entre Vinny y Dionna. Es una de mis películas favoritas, así que espero que la disfrutéis.

0 comentarios:

Publicar un comentario