24 mar. 2010

El carnaval de las almas (Carnival of Souls)


Ahora que el clásico de 1962 Carnival of Souls se ha estrenado en DVD en nuestro país, parece ser un buen momento para dar a conocer esta tenebrosa y bella joya dirigida por Herk Harvey.

La inspiración para la película le vino a la cabeza a Herk Harvey mientras conducía de noche de vuelta a casa desde una localización. Pasó al lado de una gran sala de baile que se pudría en el puerto de Salt Lake City, la cual le pareció que sería la localización ideal para una película de terror. Cuando llegó a casa se puso en contacto que su amigo y guionista habitual John Clifford. Éste se puso inmediatamente a escribir la historia de una joven organista, interpretada en la pantalla por Candace Hilligoss, que después de sobrevivir un accidente de coche será atormentada por extrañas visiones de un hombre que la persigue, el propio Herk Harvey interpretando un papel no acreditado.

En el documental Schlock! The Secret History of American Movies de Ray Green, éste asegura que si Carnival of Souls se hubiese estrenado con el nombre de algún prestigioso director europeo o americano habría sido saludada como un nuevo clásico. Pero, como apareció firmada por un director de films industriales y publicitarios, fue ignorada y relegada al olvido. Y razón no le falta. Cuesta creer que esta maravillosa metáfora sobre la soledad y la incomunicación cargada de un melancólico suspense no fuera reconocida por sus méritos hasta más de veinte años después de ser filmada. Es a finales de los ochenta cuando Carnival of Souls es resucitada y se le dedican unos muy merecidos homenajes.

Harvey crea una atmósfera en su película por un lado tremendamente inquietante y perturbadora. Sus continuas apariciones como el desconocido que atormenta a la pobre Mary Henry de Hilligoss resultan efectivas en no sólo asustar sino en hacer que Mary se vaya acercando al borde de la locura. Al mismo tiempo, la tristeza impregna el film cuando nos muestran la soledad y la incapacidad de Mary para relacionarse con nadie. Es este subtexto el que hace destacar Carnival of Souls por encima de otras películas del género. Visualmente la película tiene un intencionado look europeo ya que Harvey quería que su film tuviese "el aspecto de una (película) de Bergman" y que "recordase a Cocteau".

Si leéis en otras webs y blogs comentarios sobre esta película veréis que rápidamente la relacionan con otros films relativamente recientes por su final. No entraré en detalles, pero creo que esa es una relación que se hace de forma demasiado rápida. Mi interpretación es diferente, aunque tampoco quiero decir que sea la única o que el resto se equivoque. Simplemente que hay más de lo que parece. Esas películas tienen más relación con un episodio de la primera temporada de La Dimensión Desconocida titulado El Autoestopista.

Todos aquellos que gusten de algo diferente se harán un favor viendo Carnival of Souls. Como decía al principio la película salió a finales del año pasado en DVD. Sin embargo, recomiendo mejor la edición que hizo Criterion. Es una edición muy cuidada, como todas las de esta empresa, que incluye la versión estrenada en cines y un montaje del director que ahonda más en la incomunicación de su protagonista. Me compré esta edición hará como unos 10 años, pero creo que todavía se puede encontrar.

0 comentarios:

Publicar un comentario