20 mar. 2010

Todos los hombres del presidente (All the President's Men)


Dirigida por Alan J. Pakula, un director que oscilaba entre el cine independiente y el de estudio, Todos los hombres del presidente, estrenada en 1976, es una evidencia más de porqué la década de los setenta está considerada como la década de oro del cine americano.

La película cuenta cómo los periodistas Carl Bernstein (Dustin Hoffman) y Bob Woodward (Robert Redford) descubrieron el escándalo Watergate que significó la dimisión de Richard Nixon. Siguiendo el libro que escribieron Woodward y Bernstein, en un guión adaptado por William Goldman, Pakula narra con gran naturalismo la odisea de estos periodistas, dejando que sean los mismos hechos los que nos enganchen a la pantalla. Y funciona. Desde el principio, la película resulta trepidante y fascinante a pesar de que ya sabemos perfectamente todo lo que sucedió, siendo el proceso mismo de descubrir los hechos lo que nos mantiene al borde del asiento. La sutileza de la dirección de Pakula hace que la historia cobre vida y nos mete en la piel de los periodistas. Una secuencia consiste en Redford hablando por teléfono. Al principio de la misma vemos el entorno y somo conscientes de lo ruidosa que es la redacción de un periódico, pero a medida que la conversación avanza la cámara se cierra sobre Redford, aislándolo de su entorno y a nosotros con él.

No hace mucho vi un documental en la TV3 que contaba como las ventas de periódicos han bajado desde que apareció internet. Ponía por ejemplo como un quiosco dentro de la facultad de periodismo sobrevive gracias a las chucherías. En la facultad de periodismo. Paralelamente mostraba las dificultades que atraviesan los periodistas en Estados Unidos, donde cada vez es más difícil, por no decir imposible, seguir y trabajar en una noticia como lo hicieron Woodward y Bernstein y otros periodistas en su momento. Es una lástima, ahora la gente cree antes lo que lee en el Facebook que en los diarios. Aunque algo de culpa también la tienen los mismo periódicos, que muchas veces han manipulado información por intereses políticos. Por ello, esta película es ahora más importante, para recordarnos a todos el poder de la prensa y como puede protegernos de aquellos que quieren saltarse las leyes y las normas.

Todos los hombres del presidente se puede disfrutar también como una gran película detectivesca, posiblemente por ello David Fincher la usó como inspiración en la que es para mí su mejor película: Zodiac. Aparte de tener el mismo compositor, David Shire, Fincher introdujo homenajes a Todos los hombres del presidente en su película.


Después de Todos los hombres del presidente, puede ser una buena idea ver El desafío - Frost contra Nixon (Frost/Nixon, 2008). Dirigida por Ron Howard, es una adaptación de la obra de teatro homónima de Peter Morgan. La película narra el proceso tras unas famosas entrevistas que llevó a cabo el presentador David Frost a Richard Nixon. Michael Sheen en la piel de Frost y Frank Langella como Nixon llevan a cabo un excelente trabajo. Tuve la oportunidad de ver la obra de teatro en Barcelona y puedo decir que la película es tremendamente fiel a la obra, seguramente ya que el guión corrió a cargo del mismo Peter Morgan. De nuevo, sólo gente hablando pero tremendamente trepidante.

0 comentarios:

Publicar un comentario