11 mar. 2010

Tron

Tron fue una película que vi a muy temprana edad (se estrenó en 1982) pero cuyas imágenes se quedaron conmigo, flotando por los rincones de mi cabeza. Hasta la llegada del DVD no tuve oportunidad de revisitar el fantástico universo que creó Steven Lisberger.

Lisberger tenía una compañía que de forma muy temprana empezó a hacer animación por ordenador. Convencido de que era el futuro empezó a desarrollar trabajos cada vez más complejos en ese, en aquella época, primitivo medio. Fue entonces que él y Bonnie MacBird empezaron a desarrollar la historia de Tron en la que un pirata informático es hecho prisionero por una supercomputadora en un mundo alternativo existente dentro de los ordenadores. En este mundo todos tenemos nuestra contrapartida informática, que refleja nuestra personalidad "cárnica".

Por aquella época la Disney no estaba pasando por su mejor momento. Sus películas de imagen real habían entrado en decadencia. Es en ese momento que producen una serie de extrañas películas que se apartaban ligeramente del entretenimiento familiar típico, sin dejar de ser películas para todos los públicos. Me refiero a curiosidades como El agujero negro (The Black Hole, Gary Nelson, 1979) y El carnaval de las tinieblas (Something Wicked This Way Comes, Jack Clayton, 1983). Películas que, al igual que Tron, en su momento fueron fracasos de taquilla pero que con el tiempo han ido ganando seguidores.

Protagonizada por Jeff Bridges, Bruce Boxleitner, Cindy Morgan y David Warner, Tron fue una película revolucionaria en el sentido que no sólo mezclaba personajes reales con animación, sino que también mezclaba animación tradicional con la realizada por ordenador. Ironías de la vida, en el momento de su estreno la Academia de Hollywood rehusó nominarla a los mejores efectos especiales, alegando que al haber utilizado ordenador habían "hecho trampas". ¡Ja! La de vueltas que da la vida.

Tron ha permanecido muy viva a lo largo de los años gracias por un lado a una trama que ha resultado muy influyente en la ciencia-ficción contemporánea (¡te estoy hablando a ti Matrix!). Por otro a la cantidad de videojuegos inspirados en los juegos que aparecen en la película, muchos lanzados por la propia Disney. También por su inconfundible estética y los diseños de Jean Giraud "Moebius". Para un ejemplo de su influencia sólo tenéis que ver el videoclip que hicieron los Strokes para su tema 12:51:


The Strokes - 12:51
Uploaded by Flouzoom. - Watch more music videos, in HD!

Durante mucho tiempo se comentó la posibilidad de hacer una continuación. Se hizo una secuela de la película en formato videojuego el 2003 llamada Tron 2.0. Sin embargo hemos tenido que esperar hasta este año para que por fin llegue una continuación a los cines: Tron Legacy. Ya iba siendo hora.

Tron es una película que, más allá de los avances tecnológicos que representó, tiene una trama interesante que se desarrolla a ritmo trepidante pero que no cansa. El mundo electrónico guarda además diferentes referencias escondidas por sus escenarios, que uno puede captar si está atento. Una de las cosas que personalmente me llamó la atención fue la religión de los programas. Muchos de ellos creen en unas entidades llamadas "usuarios", que existirían en un imaginario mundo exterior.

Resumiendo, Tron es un clásico de la ciencia ficción que se ha de disfrutar si no se ha hecho ya, y si no también. Para ello existe una fantástica edición de 2 discos que se puede encontrar fácilmente.


El tráiler de la segunda parte que quiero ver ¡ya! ¡YA! ¡YA!

0 comentarios:

Publicar un comentario