30 mar. 2010

Buffy, la cazavampiros (Buffy the Vampire Slayer)

Buffy, la cazavampiros es la gran película que inspiró la genial serie de televisión... si nos encontráramos en una realidad paralela cortesía del Vigilante de los cómics Marvel. Pero es cierto que si el resultado de la película no hubiese sido tan desastroso es posible que Joss Whedon no lo hubiese intentado de nuevo en la televisión. Y es posible que en lugar de siete fantásticas temporadas tuviésemos toda una saga de películas. ¿Quién sabe? Yo no.

Como toda persona de buen gusto sabe, el personaje de Buffy fue creado por Joss Whedon una noche después de ver una mala película de terror en la que una rubia era perseguida por un monstruo. Entonces se le ocurrió, ¿y si la rubia persiguiera al monstruo? Poco después se puso manos a la obra y escribió el guión de Buffy, la cazavampiros. El guión fue comprado por la Twentieth Century Fox. La Fox puso como productor y director a Fran Rubel Kuzui que básicamente destrozó el guión de Whedon y convirtió la película Buffy en el bodrio que es hoy.

En varias entrevistas, Whedon comenta el doloroso proceso de ver como personas que no entendían el material sobre el que estaban trabajando destrozaban la historia simplificándola, eliminando todo lo que no fuera comedia del guión. Un gran error ya que si Buffy se convirtió en una gran serie es por dos motivos principales: su efectividad como metáfora de la vida desde la adolescencia a la madurez, con todos sus miedos y frustraciones de una banda; y la mezcla de tonos y géneros como la comedia, el terror, la ciencia-ficción y la aventura de la otra.  Lo que añade sal a la herida es que viendo la película puedes detectar aquí y allá alguna línea de diálogo que es puro Whedon, los únicos breves momentos que valen la pena de la película.

En cuanto al cásting, tenemos a Kristy Swanson haciendo de Buffy y a Luke Perry como el interés romántico. ¿Recordáis Al salir de clase? El mismo efecto, gente de casi treinta años haciendo de adolescentes. Como curiosidad, una joven (esta sí) Hilary Swank interpreta una de las amigas de Buffy. También tenemos a Donald Sutherland, Rutger Hauer, Paul Reubens, David Arquette... De nuevo, un buen reparto atraído por un buen guión que luego es completamente desperdiciado. Lo que de nuevo te hace lamentar que no hubiesen sido fieles al guión de Whedon. Por otro lado, Luke Perry es un actor limitado como demuestran sus otras películas como... mmm, bueno, en Sensación de vivir tenía dos modos: cejas arriba (sorpresa, alegría, amor) y cejas abajo (tristeza, enfado, introspección). Kristy Swanson es muy atractiva, sí, pero poco más. Después de ver lo que Sarah Michelle Gellar hizo con el personaje durante siete años, la actuación de Swanson sale aún peor parada.

Pero a lo mejor estáis pensando: "bueno, sí, la película es un churro pero a lo mejor todo son excusas de Whedon y su guión tampoco era para tirar cohetes". Vale, es justo. En ese caso lo que podéis hacer es comprar Buffy Cazavampiros Omnibus vol.1 publicado por Norma Editorial en el que aparece una adaptación del guión de Whedon al cómic por Christopher Golden y compararlo con la película. Yo lo he hecho porque soy así de friki.

Echando la vista atrás, en realidad fue una suerte que se cargasen el guión de Whedon, porque si no a lo mejor no hubiésemos tenido:



La serie de televisión ha generado cómics, novelas, un spin-off, CDs, una serie de dibujos y merchandising para parar un tren. Con los vampiros otra vez de moda por la saga Quétruño, quiero decir Crepúsculo, en la Fox ha habido rumores de hacer volver a Buffy a la gran pantalla, pero sin Joss Whedon y con los que hicieron la primera película de nuevo al frente. Claro, no usemos al tipo que la creó y convirtió en un éxito sino a los que casi la hacen desaparecer. Por fortuna, parece ser que la reacción en contra a través de internet de los fans ha parado esta idea. De momento, Whedon parece bastante ocupado con otros proyectos como para afrontar una película de Buffy. Y sin Whedon, la perspectiva de una película de Buffy pierde atractivo.

No puedo recomendar esta película a nadie más que a algún fanátic@ de Buffy que tenga curiosidad por ver una versión alternativa de Buffy que le hará apreciar más aún la serie de televisión. Y digo alternativa en el sentido que así está vista en el contexto del Buffyverso. Lo notaréis por detalles como que en el primer episodio se hacen referencia a sucesos que no ocurren en la película, pero sí en el guión de Whedon.

0 comentarios:

Publicar un comentario