13 mar. 2010

Destello azul (Blue Sunshine)


Obra de culto de Jeff Lieberman, director de otro clásico de culto: Squirm-Gusanos asesinos (Squirm, 1976), Destello azul (Blue Sunshine, 1977) es una producción de bajo presupuesto que lo que no tiene de medios lo gasta en imaginación.

Blue Sunshine cuenta como una serie de personas se quedan calvas de repente, sufren repentinos ataques psicóticos y se dedican a matar gente. Normalmente aquellas personas que en aquel momento estén cerca. Jerry Zipkin, interpretado por Zalman King, es acusado de uno de los crímenes que ha cometido uno de los calvos. Intentando demostrar su inocencia descubrirá que estos ataques repentinos están causados por un "mal viaje".

Zalman King, aparte de guardar un asombroso parecido con Sean Penn (que a punto estuvo de actuar en la peli), ofrece una actuación cargada de nerviosos gestos. El tipo parece realmente sonado, no es de extrañar que lo tomen por un psicópata. Cuesta de creer que el interés romántico de la película no lo envíe a tomar viento. De todas maneras, King es sólo un toque de histerismo más en una película de por sí bizarra. La forma en que Lieberman cuenta la historia la hace constantemente ir y venir entre la comedia y el suspense. Tiene escenas cargadas de dramatismo y suspense, pero algunos ataques están filmados con cierto tono humorístico. Resultado imagino de ver gente que se vuelve histérica cuando de repente pierde su hermosa cabellera. Por eso la película en la actualidad no funcionaría, a la que alguien pierde pelo, se hace un "Bruce Willis" y listo. Sin embargo, los setenta fueron una década peluda. Otro aspecto muy típico setentero es el LSD, que forma parte de la trama. Nunca he tomado LSD, y si un flashback de ácido te puede convertir en un maníaco calvo, creo que pasaré de tomarlo.

En el momento de su estreno, los punks fueron los únicos en saber apreciar este clásico. Proyectaban escenas del alegato anti-disco de la película en sus clubes. Como es habitual, a pesar de la mala distribución las buenas películas llegan a su público. Aunque no se ha editado en DVD en nuestro país, de importación, como suele ser habitual, podemos encontrar una edición especial a cabo de Synapse Films. Hubo una edición limitada que incluía un CD con la banda sonora. También podemos encontrar la peli sin extras en una de las "double feature" de la colección Elvira, Mistress of the Dark.

0 comentarios:

Publicar un comentario