20 feb. 2010

Mystery Men - Hombres misteriosos


Furioso: Lance es en realidad el Capitán Fabuloso.
Zapador: ¡Qué tontería! Lance lleva gafas y el Capitán Fabuloso no.
Furioso: Porque se las quita cuando se transforma.
Zapador: Eso es completamente absurdo. Si se quitase las gafas no vería nada. 

Estrenada en 1999, antes de la fiebre superheroica que se desató con X-Men, Mystery Men fue una película adelantada a su tiempo. Si se estrenase ahora seguramente sería un gran éxito, sin embargo en el momento que vio la luz fue un fracaso. La gente no estaba preparada. Con el tiempo se ha ido ganando seguidores y convertido en un film de culto no sin razón, el único largometraje del director Kinka Usher, especializado en anuncios de prestigio, es un despliegue visual fabuloso y una de las mejores parodias de superhéroes jamás realizada.

Basada en el cómic de Bob Burden del cuál yo tampoco he oído hablar, Mystery Men retrata la rutina de tres amigos que pretenden ser superhéroes: Mr. Furioso (Ben Stiller), El Zapador (William H. Macy) y El Rajá Azul (Hank Azaria). Las cosas no les van muy bien, más que nada porque la ciudad ya tiene a un gran campeón: El Capitán Fabuloso (Greg Kinnear). Pero a pesar de las apariencias, al Capitán Fabuloso tampoco le van muy bien las cosas. Ha hecho demasiado bien el trabajo de limpiar la ciudad y ya no quedan grandes criminales a los que enfrentarse. Entonces, antes que sus patrocinadores le retiren sus apoyos, decide liberar a Casanova Frankenstein (Geoffrey Rush), un peligroso y demente supercriminal, para enfrentarse con él. Las cosas no van muy bien y cuando el Capitán Fabuloso es secuestrado, recae en las inseguras manos de Furioso, Zapador y el Rajá Azul la tarea de rescatarlo.

Con un reparto de los que tiran de espaldas, a los mencionados hay que añadir a Janeane Garofalo, Tom Waits, Wes Studi, Paul Rubens y Lena Olin, Mystery Men parodia de forma demoledora todos los tópicos de las películas de superhéroes a las que estamos acostumbrados. No sólo eso, además su guión es tremendamente inteligente y tiene algunos giros inesperados, cosa que no se puede decir de muchas películas "serias" de superhéroes. Un diseño de producción repleto de detalles minuciosos, que convierte a la ciudad de la película en una réplica "alegre" del Los Angeles de Blade Runner, crea un universo en el que habitan personajes tan impagables como La Vengadora Menstrual, El Hombre Gofre o mis favoritos: los malvados Chicos Disco.

Una de las pocas películas que cualquiera que la vea sólo tiene cosas buenas que decir de ella, o al menos esa ha sido mi experiencia, Mystery Men es una película totalmente recomendable.

0 comentarios:

Publicar un comentario