4 feb. 2010

Josie y las Melódicas (Josie and the Pussycats)

Como buen cinéfago procuro mirar todo tipo de películas de todo tipo de géneros y tendencias sin ningún tipo de prejuicios. Así me acerqué a Josie y las Melódicas (Josie and the Pussycats, 2001, dir. Deborah Kaplan y Harry Elfront), sin esperar mucho pero con la mente abierta. Y para ser sincero la razón principal que me llevó a esta película fue solo una: Rosario Dawson.

Puede que sea por eso que la película me sorprendió agradablemente y pronto me vi riendo a carcajadas y disfrutando de esta comedia musical adolescente. Sobretodo gracias a un casting estupendo en el que tenemos, aparte de Dawson haciendo de Valerie Brown, a Rachel Leigh Cook como Josie, Alan Cumming como Wyat Frame y a la descacharrante Parker Posey como Fiona. Además de los cameos de Seth Green y Breckin Meyer de la gran serie Robot Chicken. Por desgracia, como la otra Pussycat tenemos a Tara Reid en la piel de la rubia descerebrada Melody Valentine. Cómo una persona como ella sin ningún tipo de talento ni atractivo llegó a ponerse delante de las cámaras es un misterio que dejamos a las futuras generaciones.

Josie and the Pussycats vieron la luz de la mano de Dan DeCarlo que las creó a principios de los años sesenta dentro de la empresa Archie Comics, donde se publicó hasta principios de los ochenta. Archie Comics era conocido principalmente por personajes como Archie y Sabrina, la bruja adolescente.

El éxito que The Archie Show tenía en televisión y en las radios con Sugar, Sugar (sugar, sugar, parapa-pa-pa-pa, oooh honey, honey, parapa-pa-pa-pa) en la competencia llevó a los estudios Hanna-Barbera a sacar tajada adaptando Josie and the Pussycats a la pequeña pantalla. En 1970 se estrenaba la serie de animación:



Para promocionar la serie se creó un grupo formado por Cathy Dougher, Patrice Holloway y Cheryl Ladd. El grupo se ideó como forma de promoción del show televisivo. El LP que se grabó estaba compuesto por canciones que aparecieron en la serie de dibujos. 




 Josie and the Pussycats entraron en el siglo XXI de la mano de Deborah Kaplan y Harry Elfront. Este equipo se mantuvo más "fiel" que la versión animada al tipo de historia que aparecía en los cómics. La historia gira en torno a The Pussycats, un trío femenino que intenta lograr un sitio en el mundo de la música fracasando miserablemente. Las cosas cambian cuando conocen a Wyat Frame, representante musical que les ofrece un contrato de inmediato. Frame rebautiza la banda como Josie and the Pussycats y lleva a cabo otras acciones que harán sospechar a las chicas que no todo es lo que parece.

Como decía al principio la película me pareció muy divertida. Aunque os advierto que el 90% de los chistes desaparecen con el doblaje, como una referencia a la canción de Nirvana Smells like teen spirit. Los directores y guionistas introducen además un fuerte componente crítico y satírico contra los entresijos de la industria musical, las "boys bands" y la comercialización de la música. Sin embargo, la película está plagada de "product placement". Tanto que resulta ridículo. Esto lleva a dos conclusiones: este exceso es llevado a cabo por los directores como parte de la crítica que la película hace de esos métodos o lo impuso el estudio ya que era una película pensada para un público joven consumidor sin tener en cuenta lo que decía el guión de la película.

Una película sobre un grupo musical ha de tener música. Y Josie y las Melódicas tiene música. En la peli se hace una mezcla de punk rock y power pop que me encantó. La banda sonora incluye una versión de Money y una versión de Real Wild Child que no están nada mal.

En fin, tenemos película con mensaje, chicas de buen ver, música pop e incluso alguna referencia a Beyond the Valley of the Dolls de Russ Meyer. ¿Qué más queréis?

0 comentarios:

Publicar un comentario