10 feb. 2010

La quema (The Burning)



La quema (The Burning), dirigida por Tony Maylam, se estrenó en Estados Unidos el ocho de mayo de 1981. Justo una semana después de que se estrenara Viernes 13, 2ª Parte (Friday the 13th Part II, 1981, dir. Steve Miner), lo que la situa en plena fiebre slasher. Uno pensaría que The Burning, ya que transcurre en un campamento de verano donde son asesinados un montón de adolescentes por un asesino deforme, es una copia de la serie Viernes 13, cuya primera entrega se estrenó un año antes. Sin embargo, sus artífices principales, los infames hermanos Weinstein, aseguran que tenían la idea para hacer la película antes que Viernes 13 se estrenase. En realidad, no es que unos se copiaran de otros, se trata más bien de un caso de inconsciente colectivo. La historia en que se basa el guión de The Burning era una leyenda urbana que corría de boca en boca desde hacía décadas. Y ahí encontramos su efectividad, como ya apuntaba Stephen King en Danse Macabre, un ensayo sobre el género publicado a mediados de los ochenta, en relación con el slasher en general; se trata de historias sencillas que entroncan con nuestros miedos más infantiles y primitivos. No por nada, tanto The Burning como Viernes 13, 2ª Parte contienen escenas donde uno de los personajes básicamente explica la película alrededor de una hoguera en forma de leyenda urbana.

Aquí entra en juego también lo que Aristóteles denominaba "el placer del reconocimiento". The Burning es una historia que conocemos y sabemos hacia dónde va pero bien contada. Igual que los griegos juzgaban las obras de teatro no por su historia, que todos conocían de sobra, si no por cómo se les explicaba esa historia; así se ha de juzgar esta película. ¿Es una historia original? No ¿Se disfruta de su visionado? Desde luego. Tony Maylam juega muy bien con nosotros y sabe crear suspense y sorprender al espectador, a pesar que muchos de los trucos fueron utilizados más tarde por miríadas de directores menos talentosos.

Entrando dentro de la película encontramos un reparto de actores y actrices que encarnan personajes que, sorprendentemente, uno no quiere ver masacrados al cabo de cinco de minutos de aparecer en pantalla. Y, si conocéis el género, sabéis que el caso habitual en un slasher es que lo pueblen personajes insoportables que deseas ver mutilados por Jason, Freddy o quién sea el psicópata de turno. El reparto también contiene un par de presentaciones interesantes: Holly Hunter hace un pequeñísimo papel como campista y Jason Alexander, que luego alcanzaría la fama como George en Seinfeld, es uno de los monitores.

Pero las auténticas estrellas de este film son los efectos de maquillaje a cargo del maestro Tom Savini. Savini, que rechazó hacer los efectos de la continuación de Viernes 13 después de hacer los efectos de la primera entrega para hacer The Burning, crea unos maquillajes tremendamente efectivos y realistas aún hoy día. Además, la edición en DVD de importación es sin censura, con lo cual podemos disfrutar de su trabajo en toda su gloria.

En resumen, The Burning es una gran muestra de su género, con todo el gore, la violencia y los desnudos gratuitos que hicieron grandes a los ochenta.


0 comentarios:

Publicar un comentario